Estamos ante los dos modelos que se disputan el honor de ser lo más deportivo cuando hablamos de maxiscooters y por eso son dos candidatos perfectos a que sus propietarios marquen su fuerte personalidad con accesorios a la altura de su calidad.

Es normal verlos equipados con escapes diferentes al de serie para ahorrar peso, ganar algo de potencia y hacer su sonido aún más atractivo pero además Rizoma propone una serie de elementos desarrollados específicamente que encajan a la perfección en su logrado diseño para potenciar su imagen.

Para el BMW C 600 Sport, la marca italiana ha desarrollado un kit de accesorios con acabados en color aluminio y azul entre los que destacan los siguientes artículos:
  • Tapas depósitos fluido freno: Diseñadas para crear un efecto estético sofisticado, estas tapas para los depósitos de líquido de frenos delantero y trasero se pueden adquirir en color negro o azul.
  • bmw c600 sport rizomaManetas de freno RRC: La fabricación de estas piezas se realiza a partir de aleaciones de aluminio y acabados anodizados para una máxima durabilidad. No en vano, su diseño y desarrollo proviene de la experiencia de Rizoma en el mundo de la alta competición. Las manetas, disponibles en color aluminio, negro o dorado, cuentan con múltiples posibilidades de regulación y además permiten modular la presión sobre el freno.
  • Protector eje rueda delantero y trasero: Fabricados en aluminio de alta resistencia y con detalles en color azul, estas piezas de diseño sencillo absorben la mayor parte del impacto o roce que pueda sufrir el scooter y evita desgraciadas roturas en caso de caída.
Otros productos específicos con los que marcar la diferencia son los contrapesos en color azul, el porta matrícula, las estriberas del pasajero o la tapa para el orificio del bastidor.

Para el nuevo Yamaha T-Max 530 Rizoma también dispone de un buen número de accesorios que modifican su vanguardista aspecto, dándole una mayor sofisticación:
  • yamaha tmax 530 rizomaLos nuevos adaptadores para retrovisores, con los que es posible instalar los espejos de la firma italiana directamente en el carenado, tal y como sucede con los originales. Rizoma también ha desarrollado adaptadores específicos para colocar los retrovisores en el manillar y unas tapas para cubrir los orificios de espejo. De este modo, las posibilidades de personalizar el scooter de 530 cc. se multiplican.
  • El kit de torretas para sustituir las originales. Este accesorio es perfecto para combinar con los manillares de Rizoma (disponibles hasta en seis colores diferentes).
  • Otra serie de artículos que dan un toque de estilo inconfundible al scooter nipón son: la cubierta para su transmisión por polea dentada, el soporte para matrícula, el conjunto de estriberas para pasajero y reposapiés, delantero y trasero, la tapa del cárter con dos looks diferentes: con el logo de Rizoma o con el "530" e incluso una terminación del escape (boca del silenciador) que completa el conjunto de accesorios del T-Max 530.