Para su confección se ha empleado piel bovina reforzada convenientemente para que resulten duraderos y que al a vez proporcionen el aislamiento del frío y la lluvia, por lo que se han combinado con forro térmico. Por supuesto, cuentan con la homologación según la normativa europea EN 13594:2015.

Lo que buscan estos SD-T1 es ofrecer el tacto necesario para tener sensibilidad con el acelerador pero a la vez proporcionar la sensación de calor que encontraríamos en un guante invernal pero cuyo grosor normalmente impide que tengamos el tacto que nos gustaría.

Y eso lo han resuelto en Seventy Degrees mezclando la piel bovina y analina en el interior con una membrana WinterTex 100% impermeable y el forro Polatherm revestido de Prilatio.

De la seguridad se encargan los refuerzos de protección para los nudillos que están recubiertos de piel y también el PVC presente en la parte inferior de la palma, así como refuerzos en el exterior de los dedos y la parte superior de la palma.

Para la comodidad es imprescindible un buen cierre y por eso tiene un doble ajuste en la muñeca, permitiendo ponerlos por encima de la chaqueta para conseguir un mejor aislamiento. Un buen detalle es la tira de silicona que incorpora el dedo índice del guante izquierdo y permite eliminar rápidamente el agua de la lluvia acumulada en la pantalla del casco, a modo de parabrisas. Además, cuentan con el sistema de costura Pro Curve, que permite una máxima comodidad adaptándose a las líneas de la mano.

Seventy Degrees ofrece dos terminaciones distintas, una completamente negra y la otra también negra pero con un punto más de diseño al combinar detalles en rojo y azul.

Las tallas en las que se comercializan estos SD-T1 van desde la S a la 3XL y tienen un precio de 77,32 € (PVPR IVA Incluido).

 guantes seventy degrees sd t 1 noticia