El frío ya está aquí un año más y en breve comenzarán a caer también las primeras grandes nevadas. Algunos de vosotros pensaréis que es un fastidio para montar en moto, otros directamente la guardaréis para hibernar hasta la llegada de la primavera... pero hay quienes ya están esperando que pase Reyes y llegue Pingüinos para hacer un buen viaje, de esos con mucho frío, niebla, lluvia, hielo y quién sabe si hasta nieve. ¡El ánimo que no falte!

La verdad es que todo cambia en invierno entre montar con el equipamiento, el conocimiento y la mentalidad adecuadas o si por el contrario se afronta la moto en esta época sin preparación. Vamos a intentar ayudaros para que no se os ocurra dejar la moto en casa salvo que la carretera esté cortada, claro.


¿Hay neumáticos de invierno para moto?metzelr_scooter_wintec
Esta es una cuestión poco conocida pero de vital importancia. Los único puntos en contacto con el suelo son los neumáticos y si pretendemos rodar a temperaturas bajo cero o circular sobre carreteras encharcadas por la lluvia puede ser importante saber cuales son los neumáticos diseñados para ello. Las ruedas de carretera habituales sirven para todo pero no están especialmente formuladas para estas épocas, ya que el frío afecta a la dureza de la goma y puede evitar que los neumáticos alcancen la temperatura óptima de funcionamiento. Los más deportivos cuentan con una banda de rodadura ancha y blanda… pero funcionan bien a partir de cierta temperatura, y además no disponen de demasiados surcos para evacuar grandes cantidades de agua.

Nos pusimos en contacto con las marcas. ¿Hay neumáticos de moto específicos o especialmente indicados para conducir en invierno? Sí, por ejemplo Metzeler ofrece ya un neumático de scooter específico para invierno y bajas temperaturas, el Feelfree Wintec, que consigue un calentamiento muy rápido incluso en condiciones de baja temperatura ambiente reduciendo la distancia de frenada y obteniendo también una rápida respuesta en condiciones críticas. Michelin también ha desarrollado una  cubierta para scooter urbano disponible en muchas medidas entre 12 y 16 pulgadas, pensada para resultar especialmente segura sobre suelo mojado. Se trata del Michelin City Grip, que está dotado de finas laminillas distribuidas por toda la vanda de rodadura para mejorar la evacuación del agua.

Para motos de turismo, Michelin ha incorporado a su gama el Pilot Road 3, sustituto del Pilot Road 2 en la gama bi-goma del fabricante francés; un neumático sport-turismo para todo tiempo que posee unas pequeñas láminas de goma en la banda de rodadura para mejorar la evacuación de agua y que están diseñados para ofrecer buen agarre incluso a temperaturas muy bajas. En este sentido el consejo de los expertos es unánime: “para rodar seguro en invierno, incluso a muy bajas temperaturas es imprescindible tener los neumáticos en muy buen estado, con poco o ningún desgaste”. Y en cuanto a circular en moto sobre hielo o nieve todos desaconsejan rodar “en situaciones tan extremas”.

Otros elementos: preparado para lo peormaletas_deportivas_givi
En invierno hay aspectos de la moto que sufren el castigo de forma diferente a como lo hacen en verano, incluso por ejemplo un sistema de refrigeración que ha pasado el verano sin complicaciones puede llegar a fallar en invierno en forma de congelación por un mantenimiento inadecuado, así que de vez en cuando revisa y renueva el anticongelante. En cuanto a los frenos, en invierno los mejores no son los más deportivos. Del mismo modo que en verano nos preocupamos de que tengan potencia y resistan el uso continuado sin desfallecer, en invierno interesa más que sean eficaces con lluvia y que a bajas temperaturas y tras un rato sin tirar de ellos respondan cuando los necesitemos. Las pastillas de competición o semi-competición frenan muy poco en frío hasta el punto de que te puedes llevar un buen susto; por eso si pensamos en un uso turístico y especialmente en invierno, la opción más adecuada es la de unas pastillas que sean muy estables en su funcionamiento a cualquier rango de temperatura. En la web del fabricante Galfer podéis ver en qué consiste esto. Además obviamente si estás comprando moto considera que el sistema antibloqueo de frenos ABS es un elemento de suma importancia cuando hace mal tiempo, lo mismo que el control de tracción.

Equipaje: cada cosa en su sitio
Casi todas las motos de turismo cuenta con juegos específicos, y para las motos deportivas y custom se fabrican equipos “ad hoc” que pegan con su estética. Evita viajar con una mochila a la espalda. Eso sí, especialmente en el caso de las custom hay que comprobar que las alforjas están adaptadas para el invierno: impermeables y resistentes al agua.

Las maletas y el baúl trasero son las soluciones ideales si necesitas capacidad. Pero tienen un punto negativo, y es que hacen la moto más sensible al viento. Por eso la bolsa sobre el depósito es mejor desde el punto de vista dinámico y además tienen la ventaja de que quedan muy a mano para guardar esas cosas que se pueden necesitar durante la marcpunos-calefactablesha, como un jersey más al que recurrir si la cosa se pone realmente mal, algo de comer y de beber o un mapa bajo la cubierta trasparente común a todas ellas. Un buen ejemplo es esta de Kappa.

Lo ideal es viajar con el equipaje justo y procurar que los bultos sean lo más compactos y queden lo más recogidos del viento posible. En este sentido las maletas laterales son mejores para viajar que el baúl trasero, demasiado elevado y retrasado, haciendo más sensible el comportamiento de la moto según aumenta a velocidad (se aligera la dirección) cuando hay viento lateral. Sin embargo, estos baúles son más cómodos para usar la moto por ciudad y disponer de capacidad de carga, ya que no aumentan la anchura. La elección es algo muy particular, y en el catálogo de las marcas Givi, Kappa o Shad, seguro que encuentras el kit que más se ajusta a tu moto y tus necesidades.

Eso sí, conoce y tómate en serio los límites de carga indicados por los fabricantes de maletas y baúles. En mi caso he roto ya un par de soportes por llevar más de diez kilos en el baúl... así que ya no lo hago.

Accesorios: ande yo caliente...
¿Sabéis lo que se usaba hace cuarenta años para no pasar frío en moto? Pues papel de periódico en el pecho, una bufanda, gorra y guantes de cuero y calcetines de lana. El toque de experto rutero era echarse grasa de caballo en las piernas. Afortunadamente hoy en día hay cosas más sofisticadas...

Carenado: Un parabrisas más elevado para rematar el carenado es muy buena idea para quitarse el frío del pecho y la lluvia y el viento del hocico. La empresa catalana Puig es una marca "de toda la vida" en estos accesorios, además de las italianas Givi y Kappa. Todas ofrecen kits específicos para los modelos más populares y sistemas universales para motos tipo naked.

Manos calientes: Lo mejor para llevar las manos calientes en los meses más crudos del inviernotucano son los cubremanos sujetos al manillar. Dentro puedes llevar unos guantes que abriguen pero no necesariamente de mucho grosor, lo que beneficia el tacto sobre los mandos que además se ve favorecido por estar a salvo de la lluvia. Otra cosa es la estética… Para eso están los puños calefactados, unos kits que se pueden instalar en cualquier moto con bastante facilidad y que cuentan con una resistencia y un regulador de potencia para que las empuñaduras irradien a las manos el calor deseado. El kit más difundido es de la marca Oxford, que además ofrece los comentados cubremanos y otro sistema alternativo que en vez de puños completos calefactados consiste en fundas para calefactar los puños originales. Tienen las ventajas de que limitan el  grosor y que se pueden quitar facilmente cuando pasa el invierno.


Termoescudos: Cada vez más difundidos en nuestras ciudades, te sorprendes cuando visitas Europa y ves que en Francia e Italia lo raro es ver un scooter que no lo lleve durante el invierno. Estos escudos son textiles, impermeables, forrados y desmontables. Cubren por completo la mitad inferior del cuerpo y por tanto son de una eficacia inigualable para proteger del frío. No sólo están disponibles para scooters, también pueden adquirirse para un buen número de motos turísticas. Las marcas más difundidas son la francesa Bagster y la italiana Tucano Urbano.