Fue una moto que tuvo el honor de montar por primera vez el sistema de toma de aire directo de Suzuki en 1996: El ram-air, bautizado como SRAD cuyo logotipo lucía en los laterales del colín. Junto al trabajo decorativo, realizado con la colaboración de Dream Machine, se ha instalado un escape Yoshimura GP Evo 111 fabricado en acero, con una apariencia muy MotoGP.

Sólo se fabricarán 25 unidades y los pedidos se atienden únicamente si se realizan por internet a través de su web: www.imgsx-r.com. Llevará una placa identificativa en la parte superior de la tija con un número que hará única cada unidad. Las bandas rasgadas de delante hacia detrás son el detalle más carismático de aquella bestia de 130 CV que ahora tiene un rutilante tributo destinado a sus más fervientes seguidores.

El próximo año también se rendirá homenaje a los otros dos modelos de la gama. Tanto la 600 como la 1.000 tendrán sus correspondientes ediciones especiales limitadas para celebrar el cuarto de siglo de vida de las ya legendarias siglas GSX-R.