Es sólo un dibujo, un render, de Tim Cameron Design pero merece la pena observarlo detenidamente por su interesante espectacularidad. Esta imagen tridimensional presenta una musculosa naked cuyo motor bóxer está potenciado mediante un compresor volumétrico. Y Cameron no sólo se ha imaginado la moto desde un punto de estético sino que propone un aumento de cilindrada para llegar a los 1.500 cc y además sugiere en el diagrama de la galería de fotos cómo debería rotar el motor para dejar espacio al compresor volumétrico, el basculante y otros elementos mecánicos.

El diseño puede gustar o no pero capta la atención por su imponente aspecto que transmite fuerte carácter con esencia BMW. Elementos como las salidas de escape por ambos lados, el monoamortiguador lateral, el colín extremadamente elevado o la míni placa delantera con la doble óptica superpuesta son claves en el resultado del diseño, radical a más no poder.

Con este proyecto, de momento ficticio, Tim Camerón rinde homenaje a parte de la historia de BMW, más concretamente a un tipo llamado Ernest Henne que en 1928 compró una BMW R37 para sobrealimentar el motor bóxer. Y  con ella logró unos cuantos récords del mundo, 76 concretamente, durante los seis años de evolución de la moto gracias a los 216 Km/h que alcanzaba. Aquí podéis ller la curiosa historia de este pionero de la velocidad: http://silodrome.com/ernst-henne-supercharged-bmw/