2013 es sin duda, un año de celebraciones para el mundo de las dos ruedas. A los nueve décadas de BMW Motorrad o al 110º aniversario de Harley-Davidson, también se une Husqvarna.

Los especialistas suecos en motos de campo llegan a sus 110 años de historia, en medio de un vendaval de acontecimientos que van a marcar su futuro a corto y medio plazo.

La curiosa historia de Husqvarna comienza a finales del siglo XIX, cuando ya fabricaba bicicletas. En 1903 inicia su aventura en las motos, al añadir pequeños motores monocilíndricos para impulsar a sus vehículos.

Su primer gran éxito es el motor V2 de fabricación propia con 550 cc y ciclo cuatro tiempos. Pese a que inicialmente compitieron en carreras asfálticas, ya desde mediados de siglo se hicieron muy populares en el offroad, con máquinas 2 tiempos que desbancaron al resto. En los sesenta cosecharon nada menos que 14 campeonatos de motocross y 24 títulos de enduro.

husqvarna-110-2En 1987, la división de motocicletas Husqvarna pasa a formar parte de Cagiva y en ya en 2007 es adquirida por BMW. Durante todo este tiempo sus motos offroad son una de las referencias del segmento, alcanzando una cuota de mercado europeo de hasta el 20% y tienen a KTM como su mayor enemigo.

Ya en manos de BMW, comienza su aventura con motos de carretera, como la Nuda 900 (ver prueba) o las TR650 Strada, que abren nuevos horizontes a la marca sueca para diversificar su negocio.

En plena expansión de este proyecto, nacido hace apenas un par de años salta la sorpresa.  El pasado enero, Stefan Pierer, máximo responsable de KTM, adquiere Husqvarna.

En medio de esta situación, Husqvarna celebra su 110º aniversario. A pesar de la incertidumbre sobre su futuro, parece que todavía le quedan muchos años de vida, ya que Pierer quiere volver a los orígenes apostando por los modelos offroad, a la vez que se posiciona en el mercado indio con nuevas motos de baja cilindrada.