Lo primero que llama la atención es el tubo de escape, que nada tiene que ver con el de la moto actual. Ese enorme silencioso con doble salida pega más en una trail que a la deportiva que lo monta, pero seguramente aporta algo más. Lo que sí está confirmado es que la horquilla incorporará la suspensión activa que ya lleva la BMW HP4. También se sabe que el ABS será una inédita evolución del sistema Bosch que lleva tres años en fase de desarrollo. Estaría dotado de sensores repartidos por la moto para ofrecer la respuesta más afinada posible buscando la eficacia deportiva incluso en casos de lluvia extrema.

Pero todavía quedan algunas perlas escondidas a las fotos que hemos obtenido gracias a los amigos de Insella.it, así que parece avecinarse una nueva y bonita batalla por ver quien tiene la deportiva más impresionante del mundo… Seguiremos informando.