Hace tiempo de seguimos esta información para vosotros y nos hemos llevado una agradable sorpresa. La Unión Europea bajo la actual presidencia lituana ha anunciado un acuerdo sobre la controvertida reforma de la ley de control técnico para todos los vehículos en Europa que básicamente pretendía incrementar la cadencia, obligándonos a acudir a la ITV cada año en lugar de cada dos a partir del cuarto año.

Según el comunicado, el periodo de aplicación se prorroga al menos hasta 2022, incluso los estados miembros podrían derogar esta normativa si se observa que las cifras de accidentes no justifican la imposición de esta medida y se presentan informes apoyando mantener el status quo actual.

En España la edad media de las motos es de 14 años, por lo que se trata de una medida muy importante que afectaría a una gran parte del parque móvil. ¿Más control técnico significaMotoristas acampados en Bruselas para protestar por la nueva ley de inspección técnicamenor número de accidentes? Según el estudio presentado por el lobbie del control técnico de vehículos en Bruselas, se evitarían muchos accidentes y algunos de ellos mortales, ya que el 8% de los accidentes en moto se deben a fallos mecánicos.

Para la FEMA (The Federation of European Motocyclists Associations) es una medida inútil así como muy costosa para nuestros bolsillos y han defendido esta postura durante los 18 meses de trámite, erigiéndose en el lobbie que ha hecho más presión para lograr esta victoria, al menos temporal.

Y es que en España sería una medida muy positiva para la ITVs, cuya gran proliferación al calor de medidas liberalizadoras ha hecho descender sus beneficios. Por eso en 2022 no sería de extrañar que se imponga de forma anual, independientemente de las cifras de siniestralidad pero todo son especulaciones salvo una: de momento estamos exentos.