El gran mérito del Scoopy es haber movido a varias generaciones gracias a su reinvención constante para adaptarse a los tiempos cambiantes manteniendo su esencia de vehículo práctico y robusto. Por eso Honda ha anunciado lo que es un importante hito ya que muy pocos modelos pueden presumir de haber matriculado más de un millón de unidades sólo en Europa.
honda scoopy 100 1998
Desde su nacimiento en 1984 han sido siete generaciones en evolución constante que nunca han perdido ni su plataforma plana ni las llantas de gran diámetro. De hecho Honda inventó con este modelo el concepto lo que hoy llamamos rueda alta. Y por más que han replicado el concepto hasta la saciedad todas las marcas de la competencia, sin excepción, no han podido acabar con su hegemonía.

Por eso continúa siendo la referencia cuando hablamos de esta tipología de scooters. Un chasis robusto que al permitir plataforma plana potencia su lado práctico ha sido esencial en su exitosa vida. Pero también ha contado desde siempre con unos frenos eficaces que han alcanzado culmen en las últimas generaciones que usan un sistema combinado junto al ABS que se ofrece como opción. Y su precio aunque no ha sido barato se han mantenido en unos márgenes razonables para poder hacerlo accesible a la mayoría de la gente.

Barcelona, ciudad Scoopy

Sin embargo en España no sería un modelo popular de no ser por Barcelona, la ciudad fetiche para este scooter. Allí se pueden ver todas las generaciones circulando porque lo barceloneses lo han hecho suyo y concentra en torno al 90% de las numerosas ventas del Scoopy en nuestro país. Es difícil explicar este fenómeno social porque seguramente comenzó como una moda por el concepto innovador que encarnaba se ha convertido en una tradición que los barceloneses se han empeñado en perpetuar.

La íntima relación de Barcelona con el Honda Scoopy ha sido clave para su exitosa vida en España

De hecho el Scoopy surgió como respuesta a los scooters italianos que dominaban el panorama e irrumpió con un argumentario propio y diferenciador en aquella época: carrocería de polipropileno, plataforma plana, engrase automático, arranque eléctrico, ruedas de gran diámetro, transmisión automática y lo más importante: bajo coste de mantenimento.

Hoy en dia  y tras siete generaciones con motorizaciones de  80, 75, 50, 100, 125, 150 y 300 cc en las que se usaron al principio mecánicas 2T para más tarde pasar a 4T en 2001 con el modelo de 125, no ha perdido sus argumentos de salida y sí ha ido incorporando mejoras de forma constante hasta llegar al modelo actual en el que encontramos ABS, Stop&Go ( detiene el motor cuando paramos y vuelve a encenderlo al acelerar), hueco para un casco integral bajo el asiento, leds...Es decir tiene argumentos para seguir convenciendo a las nuevas generaciones de sus buenas capacidades en el ámbito urbano, donde sin duda es uno de los reyes. ¿Será capaz de cumplir otros 30 para llegar a las puertas de la jubilación? Le deseamos mucha suerte para conseguirlo y nosotros que lo veamos :)