Si eres de los lectores más jóvenes el nombre de Ricardo Tormo no te sonará mucho, salvo que se encuentra en la nomenclatura del circuito de Cheste. Pues bien, este grandísimo piloto se proclamó dos veces campeón del mundo en la categoría de 50 centímetros cúbicos: la primera en 1978 y la segunda en 1981. En ambas ocasiones lo hizo con una Bultaco, aunque la segunda vez sin apoyo oficial de la marca. Además de esos 2 Campeonatos del Mundo, consiguió 3 Campeonatos de España en la categoría de 50 cc y 4 en la de 125 cc. A lo largo de su carrera disputó 62 Grandes Premios, en los que consiguió 19 victorias, 36 podios y 23 poles.

El nuevo museo se encuentra ubicado en la antigua Casa de la Cultura de Canals y en la exposición encontraremos infinidad de objetos personales, como fotos, sus propias motos, cascos, monos, trofeos y demás material de su vida deportiva. La inauguración se produjo este fin de semana en 2 actos diferentes: el sábado por la tarde con la presencia del alcalde, los vecinos y la gente allegada al piloto; y el domingo por la mañana organizado por el Motoclub que lleva su nombre –presidido por su hermano Pascual– y que contó con la presencia de diferentes pilotos de distintas generaciones como Nico Terol o “Champi” Herreros.

El alcalde Ricardo Cardona destacó que "este museo se ha creado no solo para que sea una exposición de la carrera deportiva de Ricardo, sino también con fines didácticos con el objetivo de que la figura de nuestro paisano no se diluya con el paso del tiempo y las generaciones futuras sepan lo grande que fue como piloto. Pretendemos producir unos vídeos y que la exposición pueda ser visitada por colegios no solo de la Comunidad Valenciana, sino de toda España y que la proyección de estos vídeos les muestra la grandeza del deporte motociclista y la de nuestro paisano Ricardo, tanto como piloto como persona", concluyó.