Si hasta ayer su rival era Joan Barreda, ahora Marc Coma tiene otro hueso muy duro que roer pues Gonçalves es un piloto muy experimentado que está haciendo un Dakar muy regular y tiene detrás un equipo fuerte.

El triunfo de la etapa  que finalizaba en Calama fue para Herder Rodrigues, uno de los pilotos que sufrieron mucho en las dos últimas jornadas pero lejos de venirse abajo ha reaccionado con una victoria que además le hace recuperar algo del tiempo perdido. Paulo Gonçalves entró segundo a 3:51 y Marc Coma tercero a 7:34. Y el gran damnificado de la etapa y el salar de Uyuni, Joan Barreda, ha sido cuarto a casi 20 minutos a los que ha habido que sumar 15 de penalización porque ayer por la noche sus mecánicos tuvieron que cambiar el motor que estaba por el devastador efecto que tuvo la sal sobre su moto. Ahora es 19º a casi cinco horas del liderato.

Esta etapa deja la ventaja del piloto españo en tan sólo 5:28 y da alas al portugués que ve una clara posibilidad de hacerse con el triunfo final. Si todo transcurre con cierta normalidad, lo cual es difícil, la victoria en Buenos Aires será para uno de estos dos pilotos pues el tercero que es el chileno Quintanilla está a casi 27 minutos.

Mención especial de nuevo para Laia Sanz que ha escalado una posición más en la general y ya es 8ª gracias a la bena etapa que ha vuelto a repertir hoy, entrando la 12ª.