Llega uno de los GG.PP. más esperados del calendario por la espectacularidad del circuito, la belleza de su entorno y el tremendo calor de la afición italiana.

En el pasado Jorge ha brillado en el trazado de la Toscana y sin ir más lejos el año pasado, aún en horas bajas, protagonizó un emocionante duelo con Marc Márquez, aunque no logró la victoria como si hiciese en 2011, 2012 y 2013. Por eso afirmaba en el comunicado de su equipo:

El circuito de Mugello es quizás uno de mis favoritos de todo el calendario de MotoGP y estoy ansioso por correr allí"

Además viene con la moral muy alta tras las dos exhibiciones consecutivas en Jerez y Le Mans:

"Le Mans fue la confirmación de que estoy fuerte y en un buen momento de forma pues la segunda victoria consecutiva ha sido muy importante para mí y para el equipo para demostrar que lo de Jerez no fue una casualidad", comentó Lorenzo

"La Yamaha es ahora una buena moto que me permite correr como a mí me gusta y en Le Mans encontramos el camino y el ritmo para sumar un nuevo triunfo, por lo que espero volver a luchar por el podio en Mugello, un circuito muy fluido, con subidas y bajadas y curvas rápidas como Arrabiatta 1 y 2", sentenció el balear que este fin de semana seguramente sea uno de los protagonistas y quizás en estos momentos el más firma candidato a la victoria, con permiso de Rossi y Márquez, por supuesto.