Los faros de luz láser para moto derivan de la tenología que BMW ya emplea en coches como el Serie 7 o el i8. Estos faros no sólo generan una luz especialmente brillante y con blanco puro, sino que también logran un haz luminoso mucho más potente de hasta 600 metros de alcance, el doble que los faros convencionales.

Por lo tanto la seguridad durante la conducción nocturna se incrementa de forma significativa debido, no solamente al mayor alcance, sino también a la iluminación más precisa de la carretera. Además, la tecnología láser tiene una vida útil muy larga, algo que sin duda podría ser un obstáculo a la hora de implementar esta tecnología de forma generalizada, al menos por el momento.

La luz láser BMW Motorrad se ha incorporado en el concepto K 1600 GTL como test de viabilidad y BMW ya está probando el uso de esta tecnología de faro en vehículos de serie con este desarrollo preliminar.

De momento, la tecnología sigue siendo demasiado cara para aplicarla en motos pero se espera que el ahorro derivado de su uso a gran escala en la industria del automóvil logre abaratar el producto, posibilitando su implantación a medio plazo en motocicletas.