De repente todo ha dado un giro inesperado y se podría anunciar el fichaje de Dani Pedrosa por parte de Yamaha este mismo fin de semana en Le Mans. El piloto español había apuntado a KTM o Suzuki pero no había habido informaciones sobre la posibilidad de dar el salto al eterno rival para alinearse junto a Valentino Rossi en la estructura oficial Yamaha.

De hecho Maverick Viñales parecía el destinatario de esa moto pero las negociación parece que no han llegado a buen puerto tras un órdago salarial del español (y su nuevo agente) que Yamaha no ha aceptado. Por lo que Viñales podría continuar con una Suzuki cada vez más competitiva en una estructura donde además le miman sabedores de su enorme potencial

Y de repente Dani Pedrosa se ha postulado como el compañero ideal, tranquilo, rápido y experimentado, con un estilo fino de pilotaje como requiere la Yamaha M1, para estar junto a Rossi.

Desde luego Pedrosa tiene evidentes problemas de adaptación en 2016 a la nueva moto de Honda, principalmente parece que debido a la electrónica y las nuevas gomas Michelin, pero es innegable su rapidez y capacidad para llevar una moto oficial de forma regular en los primeros puesto y ganar carreras. Por eso no sorprende tanto el anuncio.

Esto dejaría su moto vacante en el Repsol Honda y abriría las puertas a otros pilotos: y parece que Cal Crutchlow podría ser un buen sustituto ya que conoce la moto, tiene experiencia y es indudablemente talentoso, veloz y con muchas ganas de demostrar su valía en MotoGP. 

Tras 11 años y haber establecido una de las relaciones más durareras con una marca en la máxima categoría, parece que Dani Pedrosa sería la pareja idónea para estar junto a Valentino y la Yamaha en los últimos años de carrera profesional del veterano Rossi que perseguirá batir todos los récords que tiena a su alcance.

Fuente