Ha sido desarrollado en España, cumple con todos los requisitos de la UE y es adaptable a todo tipo de garajes. Con una capacidad de carga de hasta 400kg y 1,20 metros de elevación, sube cualquier motocicleta para que se pueda estacionar encima del coche, ahorrando así hueco en la plaza del parking por el aprovechamiento vertical del espacio.

Y la pregunta surge de inmediato ¿se puede instalar en mi parking? Obviamemte si, otra cosa son los permisos necesarios en caso de que el garaje sea comunitario. Como se puede ver en el vídeo, el invento es aparantemente sencillo y seguro en cuanto a la fijación de la moto y el mecanismo para subirla gracias un sistema

hidráulico. Esto además facilita hacer tareas de mantenimiento a los más manitas.

GarageLift rcuenta con ocho sistemas de seguridad: candado de seguridad, corte de fin de carrera, pines para el descanso del motor, pestillos anticaídas, pestañas antipivotantes, cepo de seguridad y anclaje, seguro de bloqueo de rueda, cincha de sujeción y anclaje al suelo o pared.

Es personalizable en colores. También existen diferentes accesorios para aquellas motos que requieran de alguna especificación en concreto debido a su tamaño, peso, etc. 

Tiene un precio de 1.999 €, pesa 200 kg y sus medidas son: 1.000 x 1.000 x 2.000 cm