Tan solo han sido cinco vueltas en las que ha podido marcar un mejor crono de 1:37, muy lejos de sus tiempos obtenidos hace tan solo un par de días en su triunfal despedida de Yamaha. Pero hoy comenzaba a pilotar a las diez de la mañana, con la pista todavía muy fría y las lógicas precauciones al ser la primera vez que se subía a su nueva moto. 

La expectación ha sido máxima a las diez de la mañana cuando Jorge Lorenzo ha salido del box 19 de riguroso negro, igual que su moto, ya que por motivos contractuales no puede vestir oficialmente de Ducati hasta 2017. Su número #99 era lo único que identificaba la moto con él, aparte de su casco. 

Aunque la próxima temporada no se va permitir el uso de alas, Jorge salió con la Desmosedici GP16 para ver las sensaciones y poder así comparar. Porque parece que a lo largo de la jornada también probará la versión 2017 con los cambios y mejoras introducidos durante los últimos meses.

Lo mejor del primer día de Jorge Lorenzo con Ducati es que ha sido capaz de posicionar su Desmosedici en la tercera posición de la tabla general de tiempos, a solo un décima del mejor, Viñales que acabópor delante de Rossi.