Hay un problema en la máxima categoría que en las seis primeras carreras ha quedado patente: el tándem Márquez-Honda está a un nivel prácticamente inalcanzable para el resto, incluido por su puesto su compañero de equipo, Pedrosa, que bastante está teniendo con tratar de sobreponerse a las adversidades en este comienzo de temporada. En Le Mans hizo un quinto por detrás de un Miller que cada día se muestra más competitivo con la Ducati.

Parece que las cosas solo le salen a Márquez porque es el único piloto de los punteros que ahora mismo puede estar satisfecho con la marcha del campeonato 2018. Tanto Ducati como Yamaha han vuelto a naufragar en Le Mans a pesar de los podios de Petrucci y Rossi que al menos han salvado el honor de sus respectivas marcas.

Lorenzo volvió a salir a su estilo, como una exhalación, pero la moto tras unas cuentas vueltas no le acompaña. Jorge no puede pilotar a su estilo y no es capaz de sacar el martillo como hacía con la Yamaha YZR-M1

Especialmente doloroso está siendo lo del piloto principal de Ducati, Andrea Dovizioso que ha sumado otro cero, esta vez por error propio y tratando de echar el lazo a un Márquez que desde el comienzo fue abriéndose camino hacia la victoria.

Y Lorenzo volvió a salir a su estilo, como una exhalación, pero la moto tras unas cuentas vueltas no le acompaña. Jorge no puede pilotar a su estilo y no es capaz de sacar el martillo como hacía con la Yamaha YZR-M1. Por eso tras comandar la prueba en los primeros giros fue siendo superado por sus rivales, adelantamiento de Márquez marca de la casa incluido, hasta llegar a meta el sexto. No puede estar contento, no debe estar contento. Teniendo en cuenta como lo está pasando él en Ducati y Maverick en Yamaha, no sería ninguna locura cambiar de aires el año que viene, aunque el de Rosas ya está ligado a Yamaha hasta 2020.

Porque Viñales no es ni la sombra de lo que él pensaba que iba a ser en MotoGP cuando contase con una moto oficial de Yamaha. En Le Mans ha vuelto a sufrir un trago amargo al entrar octavo a entrar octavo a 23 segundos, ya que además Rossi ha hecho podio, con lo que quejarse no tiene mucho sentido, sino que solo le queda seguir currando y haciendo autocrítica porque algo no se está haciendo bien en su box.

gp francia motogp podium

Zarco es otro de los indiscutibles talentosos de la categoría pero no logra rematar. Las carreras pasan y el 2019 sobre la KTM oficial, seguramente no va a tener ninguna opción de aspirar a nada a lo que ahora sí opta con la Yamaha del Tech3. Salía desde la pole, toda la afición francesa estaba enloquecida por el piloto más importante que ha dado el país galo, pero en plena lucha con los gallos se abrió un poco más de la cuenta y se fue al suelo en la misma curva donde ya lo había hecho Dovizioso, provocando un verdadero sobresalto en la carrera. Antes también había rodado unos metros más adelante por los suelos Iannone, acabando con su buena racha de resultados.

Con tantos KO debido a un pista rápida pero que no avisaba a los pilotos, Petrucci se vio solo tras el líder Márquez. Y Rossi también veía una oportunidad de oro en tercera posición y con su compatriota en el punto de mira. Pero Danilo y su Ducati “oficial” pudieron poner freno a las ansias de Valentino que tal y como estaba la situación tuvo que conformarse con el tercer escalón del podio, que no deja de ser un premio para alguien del equipo oficial Yamaha en estos momentos.

Y el podio con Márquez en lo más alto, seguido de Petrucci y Rossi fue un poco esperpento por la enorme frialdad y distancia física durante el descorche del cava entre los protagonistas del incidente de Argentina. Que no os engañe la foto. También hubo ovación para Valentino y de nuevo pitos para el piloto más rápido de la categoría, Marc Márquez.

Moto2

Bagnaia volvió a demostrar que es el hombre más en forma, logrando su tercera victoria del año por delante de Álex Márquez. Fueron la cabeza de carrera desde el inicio pero nunca hubo una opción de ver una lucha entre ambos en los compases finales porque Bangaia tenía controlado con precisión enfermiza su ritmo y el de su perseguidor. Tercero fue un Joan Mir que pronto empieza a despuntar y augura alegrías para el motociclismo español en 2018. Desde luego el rookie del año ya parece tener dueño en la quinta carrera porque no vemos que Fenati pueda estar al nivel del mallorquín, y eso que hoy hizo una buen carrera entrando en séptima posición.

Espectacular fue lo de Xavi Vierge que saliendo el último entró quinto en meta, evidenciando que con su nueva moto es uno de los cocos de la categoría porque eso está al alcance de muy pocos.

Moto3

En la categoría pequeña el triunfo fue para Albert Arenas que cruzó la línea de meta por delante de su compañero Andrea Migno, logrando así un inesperado doblete para el Ángel NIeto Aspar Team. Porque el ganador debía de haber estado entre dos italianos y un español: Martín, Bezecchi y DiGiannatonio.

gp francia moto3 kornfeil

La penúltima curva de la última vuelta fue aprovechada por DiGiannatonio para hacer un adelantamiento que valía una victoria, Bezecchi se puso nervioso, abrió gas antes de tiempo y al caerse Martín se lo comió literalmente. Pero DiGiannantonio tuvo la desgracia de ser penalizado -como tantos otros- por saltarse alguna chicane y los tres segundos de multa lo desplazaban a la cuarta plaza. La tercera la ocuparía de nuevo el simpático gaditano Marcos Ramírez que refuerza así su confianza subiendo de nuevo al podido sin haber llegado tercero en meta.

Una locura de carrera digna de Moto3 y una lástima para Jorge Martín que se ha ido al suelo sin merecerlo ya dos veces seguidas por errores de sus rivales. Y un último apunte, la KTM de Bezecchi era mucho para la Honda de Jorge Martín que sino probablemente hubiese ganado esta carrera escapado.

Pero el incidente más espectacular lo protagonizaron a pocas vueltas del final Bastianini y Kornfeil que estaban en el grupo de cabeza pero el italiano cayó justo antes de entrar en meta. El de la República Checa saltó como pudo con su moto, haciendo un vuelo más propio de MX. Por suerte pudo salvar milagrosamente la caída y hacer un quinto puesto.