No hay absolutamente ninguna información adicional salvo el anuncio de lanzamiento el próximo 24 de octubre. Lógicamente ya sabemos la cilindrada que va a emplear pero no cuál motor exactamente, ya que Triumph tiene dos variantes de su gran bicilíndrico en paralelo: la de la Thruxton 1200/R y la de la Bonneville Bobber y su variante black, una con 97 y la otra con 77 CV, respectivamente.

Lo lógico sería el las Bonneville, ya que 77 CV parece una cifra ideal para una moto con buenas capacidades off-road, tal y como anuncia la marca inglesa que deja muy clario que será una moto de estilo clásico pero de raza en cuanto al comportamiento

fuera del asfalto.

No olvidemos que Triumph ha desarrollado no solo sus Tiger en las condiciones más exigentes sino que también cuentan con la experiencia del Proyecto Tramontana que pudimos conocer de primera mano. Se trata de una moto muy bestia desarrollada por los hermanos Córdoba y ojalá la nueva Scrambler 1200 sea una moto que retenga su espiritu salvaje.

Triumph ha dispuesto una sección en su web para que los interesados reciban información de primera mano, ya que desde hora y hasta el 24 de octubre se irán desvelando más detalles de este nuevo modelo.