Con las KTM 890 Duke R y 1290 Super Duke R marcando la pauta en la oferta naked de mayor cilindrada, la firma austriaca no quiere ceder ni un palmo en las categorías del octavo de litro y en el segmento A2, al considerarlos clave para atraer a nuevos usuarios. De ahí que mantenga convenientemente actualizadas las pequeñas 125 y 390 Duke de cara a 2021.

Pequeña pero matona

KTM 125 DUKE 2021 1

La representante de menor cilindrada de la saga -125 Duke- actualiza su rabioso monocilíndrico del octavo de litro (el mismo que ha prestado a la nueva Svartpilen 125 de Husqvarna) a la nueva Euro5, para continuar batallando en territorio urbano cumpliendo con los últimos requerimientos en materia de emisiones contaminantes. Un motor que mantiene su potencia en el límite máximo de lo permitido para los usuarios del A1 (y el carnet de B, de coche) -15 CV- acompañándolos de unos consumos realmente contenidos que nos permitirán recorrer hasta 300 km sin repostar.

KTM 125 DUKE 2021 2Junto a él, una ciclística a escala de la usada por sus hermanas mayores; con un efectivo chasis multitubular en acero, suspensiones WP -marca de la casa-, junto material Bybre (filial asiática de Brembo) en la frenada con ABS de doble canal (desconectable) firmado por Bosch. Y, como no puede ser de otra manera, una imagen de lo más agresiva -inspirada en la mayor de la familia- de líneas afiladas y con una óptica frontal clavada a la de la matriarca. La edición 2021 estrena dos nuevos esquemas de color en gris o negro, en contraste con el clásico naranja del fabricante, que se unen a la decoración en blanco ya existente.

Cohete A2

KTM 390 DUKE 2021 2

Por su parte, la representante dirigida a los usuarios con la licencia A2 -390 Duke- mantiene ese perfecto equilibrio entre potencia y ligereza que le otorgan los 44 CV de su propulsor de un solo cilindro, junto con sus apenas 150 kg y, además de ponerse al día con la obligatoria actualización a la Euto5, mejora su más evolucionado equipamiento.

KTM 390 DUKE 2021 3Además del acelerador ride-by-wire, el control de tracción y el ABS con modo Supermoto (que desactiva el ABS en la rueda trasera permitiendo así derrapar) la edición 2021 de la 390 Duke podrá equipar (de manera opcional) el Quickshifter+ que permite subir y bajar marchas sin necesidad de utilizar el embrague. Una mejora que convierte en todavía más efectiva esta salvaje naked para el A2, que se desenvuelve con igual soltura tanto en tráfico urbano como en carreteras de curvas.

Con una estética en consonancia con el resto de integrantes de la saga, para 2021 introduce dos nuevos colores, en gris con detalles naranjas y blanco con pinceladas naranjas, que atraerán todas las miradas allá donde estén.