Tras una larga espera, finalmente Harley-Davidson ha puesto en escena su colosal Pan America 1250. Una maxitrail muy personal, con la que los chicos de Milwaukee pretenden plantar cara a los principales referentes de la categoría (BMW R 1250 GS Adventure, Ducati Multistrada V4, KTM 1290 Super Adventure R o Triumph Tiger 1200 XR) jugando las mismas cartas para hacerse un hueco en este competido mercado.

Un modelo que ya nos avanzaron cuando el gigante americano anunció en 2018 su plan de renovación, con el que pretendían ampliar horizontes expandiéndose en el terreno de las eléctricas, así como en segmentos hasta ahora desconocidos para una firma con una extensa tradición en el mundo del custom. La nueva H-D Pan America 1250 marcará, indiscutiblemente, un hito en la historia del fabricante americano. Una moto revolucionaria que será recordada, tanto por ser la primera trail adventure entre los “cerdos” de Milwaukee, como por estrenar el nuevo V-twin Revolution Max 1250 y por la ingente cantidad de tecnología de la llega acompañada.

Revolution Max y mucha tecnología

Refrigerado por agua y con 150 CV a 8.750 rpm, el nuevo propulsor Revolution Max 1250 es la última incorporación al catálogo de big twins americanos. Un portentoso V-twin cargado de par (128 Nm a 6750 rpm) -rasgo diferencial de los motores de la Motor Co.- que, gracias a funcionar como elemento estructural junto al chasis, consigue contener el peso de esta robusta maxitrail (242 kg en orden de marcha, 258 kg la versión Special). Un propulsor que llega acompañado de numerosas ayudas a la conducción: con cinco modos de conducción disponibles -Road, Sport, Rain, Offroad y Offroad Plus- (dos más personalizables en el caso de la Pan America 1250 Special), control de crucero, control de tracción y ABS con asistencia en curvas (Cornering Rider Safety Enhancements)...

Un sensacional despliegue tecnológico que llega a su punto más álgido en la exclusiva versión 1250 Special, que mejora el equipamiento de serie con suspensiones electrónicas semiactivas, control de presión de los neumáticos (TPMS), faros adaptativos Daymaker (encargados de iluminar zonas ciegas en función del ángulo de inclinación), así como el novedoso sistema de altura de asiento adaptativa (ARH). Que reduce la altura de la moto cuando esta está detenida, modificándola cuando esta se encuentra en movimiento. Además de otros elementos entre los que destacan: amortiguador de dirección, puños calefactables y cubremanos, pedal del freno trasero multiposición, cubre cárter de aluminio, caballete central y defensas laterales.

Comparte con el modelo básico elementos como el equipo de frenos Brembo con pinzas de anclaje radial delante, las llantas de aluminio de 19” y 17” (pudiendo instalar unas de radios, como opción de fábrica para el acabado Special) calzadas con neumáticos Michelin Anakee Wild y el depósito de aluminio con capacidad para 21 litros, preparado para ofrecer la máxima autonomía.

Preparada para grandes aventuras

Una moto nacida para afrontar grandes travesías sobre cualquier terreno que, como es indispensable en las de su especie, ofrece multitud de detalles para mejorar el confort y la experiencia a sus mandos. Asiento regulable en altura (868 mm -894 mm), pantalla también regulable de forma manual y una pantalla TFT táctil de 6,8” que, además ofrecernos toda la información necesaria mientras rodamos y de permitirnos gestionar toda la tecnología de la Pan America incorpora sistemas de conectividad permitiéndonos sincronizar nuestro smartphone (iOS y Android) a través de Bluetooth.

Y, como es habitual, la firma pone a disposición de todos sus clientes un extenso catálogo de accesorios -entre los que destacan unos funcionales juegos de maletas- así como de equipamiento de corte aventurero desarrollado en colaboración con la firma REV’IT!

Dos aventureras que seguro darán mucho que hablar, que llegarán a los concesionarios Harley-Davidson a partir del mes de junio, a un precio de 16.990€ (Pan America 1250) y 19.600€ (Pan America 1250 Special).