Primero fue la trail para el A2 G 310 GS la que anunció, durante el último trimestre de 2020, todas las renovaciones a las que se vería sometida para permanecer un año más en el catálogo bávaro: motor Euro5, embrague antirrebote, acelerador con control electrónico y sistema de control del ralentí, además de la iluminación LED en su óptica frontal e intermitentes o las manetas de freno y embrague regulables en cuatro posiciones.

Unas actualizaciones que, posteriormente, hizo suyas también la versión naked G 310 R, para igualarse con su polivalente hermana, y que vinieron acompañadas de actualizaciones en el terreno estético. Tapas del embrague, alternador y bomba de agua en gris titanio, en los dos modelos, junto a nuevas decoraciones Polar White, Cosmic Black y una versión Style Sport (con detalles en rojo en la carrocería, a juego con las llantas y el chasis) -en el caso de la G 310 R-; y Polar White, junto al acabado Rally -en la G 310 GS- que, siguiendo la estela de las grandes GS del catálogo alemán estará disponible en la exclusiva edición “40 años GS” (en negro y amarillo) conmemorando el cuarenta aniversario del lanzamiento de la icónica BMW R 100 GS.

Dos modelos que representan los escalones de acceso naked y trail en la oferta BMW, para aquellos que buscan una moto accesible con la que foguearse en territorio urbano, y sus alrededores, antes de dar el salto a modelos más potentes como las F 900 R, R 1250 R e incluso la potentísima S 1000 R -en el caso de los amantes de las naked y las sensaciones fuertes- o hacia la F 850 GS y R 1250 GS Adventure, para aquellos con espíritu aventurero. Y que estarán disponibles en la red de concesionarios oficiales de BMW Motorrad a un precio recomendado de 5.590 €, la naked G 310 R, y 6.390 € la versión GS.