Con la seguridad que dan las más de dos décadas al frente, entre los maxiscooters de media cilindrada, el Suzuki Burgman 400 encara su vigésimo tercer año de vida en el catálogo de Hamamatsu recibiendo un buen número de actualizaciones que le permitirán convertirse en uno de los scooters más longevos del panorama actual.

Una renovación que, además de convertirlo en la edición más limpia y respetuosa con el medio ambiente -tras su adaptación a la Euro5- llega acompañada de un restyling de su carrocería, otorgándole cierto aire deportivo; mejoras en la ergonomía, para hacerlo compatible con todas las tallas de los usuarios; y pequeñas actualizaciones en su equipamiento.

Motor Euro5 más eficiente

Su incombustible propulsor monocilíndrico de 400 cc incorpora una nueva culata con una doble bujía en la cámara de combustión (Suzuki Dual Spark), junto a un inyector altamente atomizado encargados de mejorar el proceso de combustión. Proporcionando una entrega de potencia muy lineal, reduciendo los consumos y las emisiones contaminantes. A lo que también contribuye el nuevo doble catalizador de tipo panal. También estrena nuevos árboles de levas con perfiles reducidos, mejoran la combustión en todos los rangos de velocidad y consiguen un ralentí más constante y modificaciones en el pistón.

Además, se beneficia del nuevo sistema de control de tracción, mejorando así la seguridad cuando circulamos sobre superficies resbaladizas.

En cuanto a las mejoras en su equipamiento, además de estrenar el sistema Suzuki Easy Start que facilita el arranque del motor tras pulsar levemente el botón de arranque -con la maneta de freno presionada- se ha actualizado el diseño del cuadro de instrumentos dándole un diseño más funcional. Manteniendo otras señas de identidad, como su excepcional capacidad de carga bajo el asiento (42 litros) secundada por las prácticas guanteras portaobjetos tras el escudo que incluyen 1 toma de corriente de 12V.

Look actualizado

Pero quizás la mayor de las actualizaciones llega de la mano de su renovada imagen, con una carrocería más estilizada que le da un aspecto más moderno y ligero, con notas de deportividad. Manteniendo su característica doble óptica frontal LED y su generoso parabrisas.

Un diseño más compacto que la firma ha bautizado como “Burgman Coupé” que estará disponible en los esquemas de color Solid Iron Gray, Metallic Mat Black No.2 y en el novedoso Metallic Mat Sword Silver, todos ellos equipados con las nuevas llantas pintadas en azul (a juego con las costuras de la tapicería del asiento) subrayando la herencia deportiva de los modelos Suzuki.