No eran pocos los que se sorprendían hace unos meses de las intenciones de Kymco de volver al mercado español del ATV. Era un escenario que ya dominó en el pasado, justo antes de la caída en desgracia de la economía alrededor del año 2008. Lo cierto es que su apuesta ha resultado tan real que, apenas un par de meses después de anunciar el lanzamiento del MXU 300 2021, ya se ha puesto fecha a la llegada, el próximo mes de junio, de su segundo modelo: el MXU 700 4x4.

El MXU 700 4x4 modelo aparece vestido de arriba a abajo con una nueva y sugerente estética, además de un completo equipamiento para competir con las opciones de fabricantes japoneses y norteamericanos. En el apartado motriz, está impulsado por una mecánica monocilíndrica de cuatro tiempos de 659 cc con distribución con cuatro válvulas y alimentada por inyección electrónica, para la que se declaran 46 CV de potencia. Naturalmente, la transmisión es automática por variador, cuenta con rango de reductora y tracción total seleccionable provista de bloqueo de diferencial. Para hacer la conducción menos exigente, también monta mecanismo de dirección asistida y en busca de mayor seguridad incorpora frenos con sistema antibloqueo. Los trenes de ruedas se solucionan con llantas de aluminio de 14 pulgadas, un gran tamaño que además aporta un destacado aspecto estético y sustentan sistemas de suspensión independiente con amplios recorridos.

La apariencia estética del nuevo MXU 700 4x4 sigue la línea que evoca el MXU 300 presentado recientemente, aunque a diferencia de este emplea dobles grupos ópticos delanteros, también intermitentes led. Entre su equipamiento cuenta con dos amplios soportes de carga con capacidad para 52 y 95 kg, respectivamente, cabrestante delantero, instalación completa posterior para remolque, neumáticos Maxxis Bighorn y cubremanetas en el manillar.

Como se puede apreciar en las fotos de detalles, sabemos que cuenta con una completa instrumentación digital con cuentarrevoluciones, nivel de líquidos de freno, indicadores de moto de transmisión, tracción y bloqueo de diferencial, temperatura del motor, velocímetro en kilómetros o millas, cuentakilómetros total, dos parciales y horas de uso, reloj y freno de estacionamiento. Las opciones estéticas se limitan a una única combinación cromática denominada «gris plata – amarillo fósforo». Por último, su homologación permitirá dos ocupantes y se podrá conducir con licencia B. Su precio es lo que todavía no sabemos.