Siguiendo todas las directrices de las autoridades sanitarias, el viernes 3 de julio se esperaba a cerca de 850 participantes en el Village del Pabellón de Fontajau para recoger las acreditaciones, los dorsales y el welcome pack. Equipado con un servicio de bar para refrigerarse y atenuar los efectos del calor, el Village estaba poblado de las principales marcas de motos y accesorios del sector motociclista. Los sponsors y colaboradores de la Crom Ride 2021 pudieron desplegarse, aportando información y regalos a los participantes, exposiciones de producto, y pruebas de modelos de moto nuevos en el mercado. Entre las marcas de motos que han apostado por esta quinta edición de la Crom Ride encontramos a Honda, Harley-Davidson, Moto Guzzi, Benelli, Triumph, Royal Enfield, Fantic, Suzuki y Kawasaki. Un año más, el Servei Català de Trànsit, en colaboración con Anesdor, impartieron sus cursos monitorizados de Formación 3.0 de seguridad y conducción.

El sábado, temprano por la mañana más de 750 motos calentaban motores en el Pabellón de Fontajau para disfrutar de una salida conformada por diferentes etapas recomendadas que recorrían carreteras tan emblemáticas como Els Àngels, Sant Pere de Rodes, Maçanet de Cabrenys, Coll d’Ares, la Collada de Toses, Osor o Collsaplana. La Crom Ride llevó a descubrir el territorio por paisajes tan bonitos como los valles de la Cerdanya y los enclaves históricos del Ripollès. Sant Hilari Sacalm, en el corazón de Les Guilleries, fue el último control de paso para llegar a Girona vía el Pantano de Susqueda y el tramo de rally de Les Serres. La colaboración del Patronato de Turismo de Costa Brava y Pirineo de Girona permitió instalar puntos de control en localizaciones emblemáticas de la provincia, dando como resultado final una jornada redonda e inolvidable.

La respuesta final de la Crom Ride recogida entre todos los participantes fue definitivamente positiva: es un evento que no se puede perder. ¡ Así que la edición 2022 ya está en marcha!