Ducati eléctrica. Para algunos, conceptos antagónicos. Para otros una evolución lógica. Sin embargo, teniendo en cuenta las últimas declaraciones del fabricante, desde Borgo Panigale parecen más interesados en el desarrollo de vehículos que utilicen combustibles sintéticos en lugar de energía eléctrica. Aun así, la empresa de diseño italiana Italdesign, no ha querido desaprovechar la coyuntura para imaginar cómo podría ser la primera Ducati eléctrica. Y, para ser sinceros, el resultado no está nada mal.

Utilizando una fórmula (casi siempre) ganadora, desde Italdesign se han apoyado en el diseño de un modelo icónico en la historia de la firma -la Ducati 860 GT- para llevar a cabo esta propuesta. Sin embargo, en este caso el movimiento está más que justificado. Ya que en el año ‘74 Ducati encargó a la compañía de Giorgetto Giugiaro (Italdesign) -con una larga trayectoria en la industria automovilística- el diseño de una naked que dio como resultado la 860. Una moto que aprovechaba el chasis y propulsor de la 750 GT ideada por Taglioni, e introducía un novedoso diseño en el que las formas angulares ganaban protagonismo. Algo que han sabido reflejar a la perfección en este concepto de la Ducati 860-E.

Una naked minimalista que nos hace imaginar un chasis de estructura monocasco, que sustituiría el característico V2 que tradicionalmente han utilizado las motos boloñesas por un motor eléctrico alimentado por un paquete de baterías; y responsable, seguramente, de unas aceleraciones de infarto. Además de una parte ciclo con componentes premium en su equipo de frenos y suspensiones (marca de la casa), un moderno cuadro de instrumentación y tecnología LED en su iluminación y todo el ADN racing implícito en todas las creaciones del fabricante.

Una moto que recupera el clásico logo Ducati con líneas paralelas, ideado por la compañía de Giorgetto Giugiaro en 1975, que permaneció vigente hasta mediados de los ‘80. En un intento de combinar la tecnología más actual con el legado histórico de la firma.

Ahora solo habrá que esperar a ver si en Ducati les convence este concepto tanto como a nosotros, y deciden abrirse a la posibilidad de un futuro eléctrico en Borgo Panigale.