Conociendo los movimientos de los de Hamamtsu, tras la profunda puesta al día de su buque insignia en el terreno maxinaked GSX-S1000 (que ha traído asociada la nueva GSX-S950, ligeramente descafeinada para los usuarios del A2), era de esperar el lanzamiento de una versión GT. La nueva Suzuki GSX-S1000GT que llega para cubrir las necesidades de los amantes de los viajes de larga distancia, cubriendo el hueco de la GSX-S1000F, a la que sustituye, y plantando cara a sport-turismo consolidadas como la BMW R 1250 RS o la Kawasaki Ninja 1000SX.

Una moto que no duda en acudir al excelente repositorio que le brinda la renovada GSX-S1000 para aprovecharse de las altas capacidades de su poderoso tetracilíndrico de 999 cc -152 CV a 11.000 rpm y un par máximo de 106 Nm a 9.250 rpm- (revisado para una mayor entrega de para a bajo y medio régimen) junto a una parte ciclo con una efectividad más que probada: Chasis doble viga y basculante doble brazo ambos en aluminio, suspensiones KYB (con una horquilla de 43 mm completamente regulable y un amortiguador trasero con posibilidad de regulación del hidráulico en extensión y la precarga del muelle), una combinación Brembo/Nissin en sus frenos -en la que destacan las pinzas monobloque con anclaje radial en el eje delantero- y unos polivalentes Dunlop Roadsport 2 calzando sus elegantes llantas de 6 brazos. Introduciendo un subchasis de nueva factura, con la intención de ofrecer unos puntos de fijación más sólidos al incorporar maletas y aumentar el grosor del asiento del pasajero.

Sin olvidarse del espectacular avance en la electrónica propuesto por su hermana “desnuda” que permite a esta Suzuki GSX-S1000GT beneficiarse del Sistema de Conducción Inteligente de Suzuki (S.I.R.S.) que incluye: acelerador electrónico “Ride-by-Wire”, 3 modos de conducción (SDMS), control de tracción, asistente de cambio rápido bidireccional (quickshifter), sistema de arranque fácil y sistema de asistencia a bajas rpm, junto al imprescindible sistema ABS. Un completo paquete de ayudas que elevan la experiencia a los mandos de esta incansable viajera a otro nivel, así como el confort y la seguridad. Unas ayudas que se podrán gestionar de una manera cómoda a través de la moderna pantalla TFT en color de 6’5” -antirreflectante con un tratamiento resistente a los arañazos- con opciones de conectividad gracias a la appSuzuki mySPIN.

Máximo confort

Pero junto todos estos elementos comunes con la maxinaked, la nueva Suzuki GSX-S1000GT 2022 llega plagada de detalles dirigidos a ofrecer el máximo confort y una experiencia sport-turismo de alto nivel.

Así, además de su aerodinámico carenado -esculpido tras concienzudas pruebas en el túnel del viento- (que incorpora dos modernas ópticas hexagonales de LED) conjuntamente con la nueva pantalla, ofrece la protección suficiente a piloto y pasajero tanto de las inclemencias del tiempo como del viento cuando se circula a altas velocidades. Una estudiada ergonomía, en la que el manillar se ha retrasado 14 mm con respecto a su predecesora, invita a una posición de conducción más erguida reduciendo así la fatiga a los mandos en sesiones prolongadas. Algo a lo que también contribuye el asiento rediseñado, que ofrece también un amplio espacio a nuestro pasajero, además de dos cómodas asas laterales. Como ya hemos comentado, el subchasis también ha sido modificado, ganando rigidez con la vista puesta en las -muy posible- pareja de maletas laterales que equiparán a esta GSX-S1000GT.

Una auténtica superbike con capacidades ruteras, perfecta para disfrutar de largos viajes solos o en compañía, y que también será capaz de sacarnos más de una sonrisa en conducción deportiva.