El grupo asutriacto KSR -propietarios de firmas como Brixton, Lambretta, Motron o Malaguti (entre otras)- continúa en el proceso de desarrollo de la firma italiana. Algo para lo que se han animado a lanzar el primer modelo completamente concebido, diseñado y desarrollado por ellos. La nueva Malaguti Drakon 125, una naked para el A1 que representa la reinterpretación del legado boloñés por parte de la compañía con sede en Krems.

Una moto ideada desde cero que pone sobre la mesa un diseño rompedor -moderno, minimalista y agresivo- para la que se han utilizado las últimas tecnologías (renderización, realidad virtual, modelado e impresión 3D) con otras técnicas más tradicionales (bocetos a mano y modelaje tradicional de arcilla) para conseguir un resultado tan satisfactorio como el que han obtenido.

Líneas puras y un diseño compacto, con todos los elementos perfectamente integrados. Con su óptica delantera LED, responsable de gran parte de la personalidad del modelo, abriendo paso a las líneas curvas del depósito que fluyen hasta la parte posterior.  

Mecánicamente (a falta de confirmación de todos los datos técnicos por parte del fabricante) la Malaguti Drakon 125 equipará el mismo propulsor monocilíndrico de 124 cc que equipa la aventurera Dune 125. Un motor DOHC, refrigerado por agua, caracterizado por el excelente empuje que le brindan los casi 15 CV (13,4 CV) que declara. Y con elementos en su parte ciclo en los que destaca el uso de una horquilla invertida en su eje anterior y un equipo de frenos con un disco en cada eje y ABS.

Una naked para usuarios del carnet A1 (o B de coche) que buscan una moto urbana con la que realizar sus desplazamientos diarios con mucho estilo. Que promete una experiencia a sus mandos igual de apasionante para los recién llegados a la categoría como para aquellos con algo más de experiencia. Solo falta esperar para conocer el lanzamiento definitivo de esta pasional italiana.