El segmento de las maxinaked es uno de los más excitantes, está repleto de motos repletas de tecnología con tecnología de MotoGP pero sin carenado. De hecho, muchas de ellas derivan de las motos que compiten en el Mundial de Superbike. Pero claro, esto implica un alto coste de adquisición que no está al alcance de todos los bolsillos. Si queremos algo más ajustado, entonces tenemos que recurrir a las naked de media cilindrada, en su mayor parte limitables para el carnet A2, y que aunque resultan también estimulantes no ofrecen las prestaciones de las otras.

Pero no desesperes, pues tanto Honda como Suzuki mantienen en sus catálogos un par de monturas muy interesantes, con mucha potencia en el interior de sus motores de cuatro cilindros, y con un precio que no resulta tan disparatado como el de las más sofisticadas. Estamos hablando de la Honda CB1000R y de la Suzuki GSX-S1000, dos motos con personalidad propia y que rondan los 150 CV de potencia, que no está nada mal.

Honda CB1000R 2021-2023

Precio: 14200 € | Peso: 212 kg | Potencia: 143 cv | Motor: 998 cm³

Suzuki GSX-S1000 2021-2023

Precio: 14315 € | Potencia: 152 cv | Motor: 999 cm³

La GSX-S1000, gracias a una interesante oferta -13.295 € en vez de 14.315 €-, se convierte en la más asequible de las maxinaked en estos momentos. La CB1000R no queda muy lejos, pues su PVP es de 14.200 €, que no está nada mal teniendo en cuenta sus casi 145 CV de potencia. Y no sigas buscando, ya que la siguiente maxinaked en orden de precio más bajo es la BMW S 1000 R, que se sitúa en los 17.420 € sin ningún tipo de extra. Y a partir de ahí todo se va incrementando al mismo tiempo que encontramos monturas más equipadas y/o con mayor potencia.

¿Cómo han conseguido Honda y Suzuki poner en el mercado unas motos tan interesantes a ese precio? Pues prescindiendo de algunos componentes o equipamiento que las otras sí que poseen. Los milagros no existen y para disfrutar de las suspensiones de una KTM 1290 Super Duke R o de la electrónica de una Ducati Streetfighter V2 hay que pasar por caja. No es que la Honda y la Suzuki vayan mal servidas, para nada, su electrónica se limita a lo más básico e imprescindible, como el control del tracción, el ABS o los modos de conducción. Y es que conviene recordar que son muchos los usuarios que apenas demandan más y que prefieren ahorrarse el importe que supone ir a la última en cuanto a tecnología.

¿Quieres algo más barato? Entonces no te queda más remedio que acudir a las naked medias, con potencias de unos 120 CV, como la Kawasaki Z900 o la Yamaha MT-09. Otra opción es la que ofrece Triumph con su Street Triple RS, una naked on un precio similar al de la Honda y al de la Suzuki, con algunos caballos menos pero con mucha tecnología. En definitiva, tenemos motos para todos los gustos y preferencias.