La Kawasaki Ninja 7 HEV es la primera moto fabricada en serie con esta avanzada tecnología que ha marcado la tendencia de la fabricación de coches en la última década. Y al llevar el apellido Ninja estamos hablando de una deportiva con carenado y seminanillares. Pero lo innovador se encuentra en las entrañas de su chasis multitubular que alberga una mecánica de 451 cc asistida por un pequeño motor eléctrico. El propulsor de combustión refrigerado por agua declara una potencia de 58 CV (43.5 kW) pero esta cifra se incrementa hasta los 68 CV (51.1 kW) cuando un sistema bautizado como 'e-boost' entra en funcionamiento aportando más prestaciones gracias al motor eléctrico.

El sistema de transmisión es otro de los elementos diferenciales ya que estamos ante una caja de cambios automática, lo que significa que no hay maneta de embrague ni palanca del cambio. Eso sí, ofrece una función manual para poder manejar mediante un selector en piña como si de un cambio secuencial de un coche se tratase.

Además se puede optar entre tres modos de conducción (SPORT-HYBRID, ECO-HYBRID y EV de corta distancia a baja velocidad) que ofrecen cada uno un carácter de conducción distinto, ya que se adaptan a una amplia gama de situaciones de conducción. Se ha hecho especial énfasis es que esta Ninja 7 HEV puede ofrecer unas prestaciones muy altas -en relación a su cubicaje-  con un consumo muy bajo, y esa es una de sus grandes aportaciones. 

También cuenta con un modo denominado "walk" para usar el motor eléctrico a muy baja velocidad y ayudarnos así a moverla al aparcarla o cuando necesitamos maniobrar en parado. Otras innovaciones son la parada en ralentí, por la que el motor de combustión interna se detiene al detenerse para ahorrar combustible y reducir las emisiones, y el buscador automático de la posición de salida (ALPF), que, al seleccionarlo, engrana automáticamente la primera marcha en parado.

La contrapartida es que aunque no se ha confirmado, está claro que vamos a tener una moto más pesada y cara, esto último gracias a toda esta nueva tecnología, y siempre teniendo en cuanta a la potencia máxima y la categoría en la que esto la incluiría. No nos atrevemos con un pronóstico del precio. Aunque con el fin de abaratar todo lo posible este último aspecto se ha optado por dotarla de unos elementos sencillos en la parte ciclo que se asemejan mucho a la Ninja 650, con horquilla convencional y frenos axiales; nada de pinzas de anclaje radial. 

La intrumentación resulta muy vistosa. Se trata de una pantalla TFT a todo color que incluye conectividad para el teléfono a través de una versión personalizada de la App Kawasaki Rideology y que también ofrece la información clara de toda la tecnología que integra esta avanzada Ninja 7 HEV híbrida.