Se ha confirmado lo que se venía comentando desde hace unos meses y ya es oficial el proyecto Superquadro Mono con el que la marca boloñesa quiere revolucionar el mercado de la media cilindrada gracias a sus 659 cc. Y lo va a hacer porque la cosa promete: 77,5 CV que se convierten en 84,5 con el escape racing, así como un régimen máximo de giro de 10.250 rpm. Este régimen de revoluciones para una mecánica monocilíndrica es una cifra de récord que va establecer un nuevo estándar en una categoría que parecía olvidada y tan sólo "defendida" por KTM con sus 690. 

Y esto se ha podido lograr gracias a que Ducati ha aplicado su más avanzada tecnología en el desarrollo de este pequeño gra motor que derova nada menos que de la Panigale 1299. Hereda del motor de la Panigale el pistón de 116 mm de diámetro, la forma de la cámara de combustión, las válvulas de admisión de titanio de 46,8 mm de diámetro, las válvulas de escape de acero de 38,2 mm y el sistema Desmodrómico. Todo esto hace de él un pequeño prodigio pero hay más...

El nombre Superquadro proviene de la extrema relación entre diámetro y carrera que permite, gracias a una carrera muy corta, alcanzar regímenes típicos de los motores de competición. En el Superquadro Mono esta relación es de 1,86 y es el tope de la categoría gracias a una carrera de tan sólo 62,4 mm. El diámetro récord de 116 mm permite la adopción de válvulas de gran diámetro para mejorar el rendimiento, lo que sin embargo no sería posible sin el sistema Desmodrómico.

El pistón de 116 mm de diámetro es un récord absoluto para un monocilíndrico de serie. Derivado de la competición, se caracteriza por una disposición "box in box" como los pistones de la Panigale V4 R, es decir, con una base de doble estructura para combinar rigidez y resistencia reduciendo las superficies de empuje con el objetivo final de contener la fricción. Por la misma razón, el bulón del pistón cuenta con un tratamiento superficial Diamond Like Carbon (DLC), el mismo proceso utilizado para las faldas de los pistones de la Panigale V4 R. La relación de compresión es igual a 13,1:1.

La alimentación de combustible se confía a un único cuerpo de mariposa de sección oval con un diámetro equivalente de 62 mm, con un inyector bajo el cuerpo controlado por un sistema ride-by-wire que ofrece tres Power Modes diferentes (High, Medium y Low) para adaptar la entrega del motor a diferentes situaciones de conducción.

Gracias a estas soluciones, el Superquadro Mono ofrece una potencia máxima de 77,5 CV a 9.750 rpm, y es capaz de alcanzar las 10.250 rpm*, valores nunca alcanzados hasta ahora por un monocilíndrico de carretera. El par, cuyo valor máximo es de 6,4 kgm a 8.000 rpm, se distribuye de manera especialmente favorable, lo que da como resultado una entrega de potencia lineal y utilizable. Todo ello respetando los límites de la homologación Euro 5. En configuración racing con escape Termignoni, este monocilíndrico es capaz de alcanzar finalmente la increíble potencia máxima de 84,5 CV a 9.500 rpm.

La transmisión se basa en una caja de cambios de seis velocidades con relaciones de competición derivadas de la experiencia adquirida con la Panigale V4. Se puede montar el Ducati Quick Shift (DQS) Up & Down en la caja de cambios. En esta aplicación, el DQS se basa en un sensor de efecto Hall magnético y no en la celda de carga tradicional para mejorar la precisión y la fiabilidad.

Así que estamos a las puertas de una nueva generación de motos sumamente interesante y cuyo primer modelo será presentado el 2 de noviembre.