Lo más destacado es que la innovadora imagen que presenta, tiene su continuidad en refinados detalles como la inyección electrónica -Synerject- que alimenta el motor o su sofisticada instrumentación analógica-digital. Algo tan importante como las luces también se ha cuidado mucho gracias a la multióptica delantera o el piloto trasero de doble superficie LED.


El bloque motor es de sobra conocido porque impulsa otros scooters de la marca pero aporta nuevos elementos, como la culata monoblock de 4 válvulas o los balancines con rodamientos de agujas. Se persigue un buen rendimiento en los constantes acelerones que protagonizan la conducción urbana. Y es que para la circulación por el perímetro dekymco_g5125i_tras_grandela ciudad se ve comprometido por la escasa protección aerodinámica de su angulosa carrocería y unas ruedas de 12 pulgadas, que si bien son perfectas para la ciudad, no lo son tanto para las carreteras y autovías.


Kymco ha puesto el acento en el diseño, logrando una imagen sugerente y original, tal y como costumbra a hacer con todos sus scooters. Tan sólo falta saber el precio que será ajustado, a la baja, para que éste nuevo scooter tenga una feliz entrada en el mercado. Su lanzamiento se hará en noviembre, coincidiendo con el Salón de Milán, la feria de la moto más importante del mundo.

Ver la FICHA TÉCNICA