La empresa italiana Headbanger está especializada en motos custom y cruiser, bicilíndricas por supuesto. Su fuerza está en la capacidad para la personalización y la originalidad de muchos de sus diseños, de hecho, ya os hablamos en su día largo y tendido (reportaje gama Headbanger) de esta original marca que ahora rompe con sus principios para adentrarse en el terreno scrambler de un solo cilindro.headbanger-saten2

El responsable de su diseño es Luciano Andreoli, la misma persona que se ha encargado de crear la extensa gama Headbanger. El resultado es tremendamente llamativo pues su estética scrambler deja entrever una faceta urbana y plantea una conducción casi supermotard. La altura del asiento parece notable, con unas suspensiones de largo recorrido y un lanzamiento de la horquilla que conforman un cóctel singular desde el punto de vista estético y seguro que también desde el dinámico.

El motor es bien sencillo con refrigeración por aire, alimentación por carburador y arranque a pedal. El escape recorre discretamente la parte inferior del lado derecho para acabar en un silencioso corto y pequeño fabricado por Headbanger. La suspensión regulable es Paioli y va equipada con un buen par de discos de freno asistidos por una pinza Beringer adaptada por Headbanger.

El depósito de aluminio con 12 litros de capacidad es parte fundamental en su minimalista estética y en su peso pluma, pues está por debajo de los 140 kg. Eso se traducirá en una conducción realmente divertida y excitante. Pero antes deberemos desembolsar en torno a unos 9.000 € que costará cuando se lance al mercado.

headbanger-saten-main