FICHA TÉCNICA Y FOTOS YAMAHA FZ8 > FZ8 ABS > FAZER 8 > FAZER 8 ABS>

VER PRUEBA  A FONDO DE LA VERSIÓN FZ8 >


Es un modelo necesario para Yamaha que llega sin sorpresas ni grandes innovaciones, haciendo mucho ruido y con una misión comercial imprescindible para la marca: Dar la posibilidad de comprar una moto a los potenciales clientes que no se conformaban sus Fazer; la 600 se les quedaba pequeña pero les venía muy grande la 1.000. La solución ha sido montar un motor de 779 cc en una carrocería que se ciñe escrupulosamente a los parámetros estéticos de la actual saga Fazer.

Salvo la carrocería, tanto la mecánica como la parte ciclo son idénticas para ambos modelos. También comparten la posibilidad de adquirirla con sistema ABS. Ante todo estamos frente a un producto muy lógico que seguramente se lanzará a un precio muy competitivo para abrirse con rapidez un hueco en el mercado.

El motor, la clave

Los ingenieros de Yamaha han creado un nuevo propulsor, el alma de su nueva apuesta. Los cuatro cilindros en línea no tienen secretos para ellos y el trabajado ha consistido en buscar las cotas ideales del cilindro (68 mm x 53,6 mm) para permitir desarrollar la potencia y el par deseados, dando lugar a un motor potente y elástico.

Con 106 CV de potencia máxima, abre un amplio mundo de posibilidades de uso. Con genio y carácter si los buscamos y necesitamos pero dócil si únicamente queremos pasear tranquilamente o movernos en el área urbana. Sus 82 Newton metro de par están al servicio precisamente de la polivalencia que quiere ofrecer ésta nueva FZ.
Si a ésta presupuesta y segura versatilidad mecánica sumamos una acertada ergonomía y una parte ciclo a la altura, tenemos una moto muy completa.


Para la parte ciclo, todo es muy convencional: chasis doble viga, basculante de doble brazo, horquilla invertida con vainas anodizadas y monoamortiguador trasero garantizan efectividad y permiten contener los costes que implicarían una mayor sofisticación. También se aprovecha el sistema de pinza monobloque característico de Yamaha y que tan buen resultado da en todos los modelos que lo montan. Es una moto muy lógica y previsible en cuanto al equilibrio general y las posibilidades que este planteamiento va a ofrecer.

Tan familiar...

Que parece un collage FZ: el grupo óptico posterior lo hereda de su hermana mayor, la FZ1, y el faro parece ser de la pequeña FZ6 aunque aderezado con una máscara que le da un aire diferente, más sofisticado. El basculante coincide con el de la FZ1 y el depósito también es de formas muy similares entre ambas motos. La instrumentación es otro rasgo compartido en esencia pero con ligeros matices diferentes; es decir informa de los mismos parámetros pero la esfera digital luce un diferente fondo blanco en la nueva FZ. Y en general toda la moto es una extensión de la familia, con una estampa poderosa y muy en la línea de las naked de origen nipón. Todas estas sinergias muy bien aprovechadas por Yamaha han originado un nuevo modelo que con toda seguridad va a gozar de un precio competitivo para poder conquistar parte de la suculenta tierra media, un terreno donde la batalla va a recrudecerse cuando llegue al mercado con actitud desafiante la nueva Fazer.