Asegura tu deportiva con nosotros desde 95 € ¡Compruébalo!

Hace un par de semanas ya os adelantamos la presentación inminente de la nueva F3 800. Se trata de una moto que nace aprovechando el nuevo motor tricilíndrico de 798 cc que la marca de Varese ha creado para dar vida tanto a la Brutale 800 como a la Rivale 800, un modelo este último que no termina de ver totalmente la luz a pesar de ser una realidad.

La F3 800 es un interesante punto medio entre las portentosas “mil” y las apretadas supersport, gracias a un motor que pretende aunar lo mejor de estos dos mundos. Para ello se ha trabajado en varios aspectos importantes: respecto a la 675 se incrementa la potencia en 20 CV gracias al aumento de la carrera que pasa de 49,5 mm a 54,3 mm. Se mantiene el doble árbol de levas con válvulas de titanio que le permite girar hasta las 13.500 rpm pero ahora cuenta con nuevos inyectores para garantizar un rendimiento aún mejor.

Se trata de un motor muy sofisticado y compacto que pesa 52 kg. Esto hace que mejore la relación peso/potencia respecto a la 675 cuyos 1,35 kg/CV son un 13,5 % más que los 1,17 kg/CV. Aunque realmente el peso final en seco declarado es 173 kg, la misma cifra para ambas motos con una clarísima ventaja de potencia a favor de la F3 800. Equipa un eje contrarrotante para reducir las inercias en los cambios de dirección y mejorar el equilibrio del propio motor para lograr una buena manejabilidad del conjunto.

Potencia manejable es lo que ofrece MV Agusta cuando anuncia una velocidad punta de 269 km/h que desarrolla en parte gracias a la modificación de la relación en la transmisión secundaria que se alarga de 16/43 a 17/39.
Si a estas cualidades de su corazón tricilíndrico unimos una parte ciclo cuyo tacto en todas las MV Agusta es deportivo sin paliativos tanto por chasis como por suspensiones, tenemos una deportiva que promete un extraordinario rendimiento. De hecho su distancia entre ejes se de tan sólo 1.380 mm. El chasis es una estructura mixta de acero tubular y aluminio aliada con un basculante monobrazo cuya longitud de 576, 5 mm busca la mayor tracción posible. Para ello también cuenta con buenas dosis de electrónica ya que la plataforma llamada MVICS integra aparte de los tres mapas de entrega de potencia, ocho niveles de intervención para el control de tracción. Y además ofrece la posibilidad de personalizar totalmente los parámetros preestablecidos, creando así un modo de conducción propio.

Cambio quickchifter de serie, pinza monobloque radial Brembo, neumáticos Pirelli Diablo Rosso Corsa, suspensiones regulables...y todo en tres colores a cual más arrebatador: rojo, blanco y negro.

Una de las mejores bazas de esta moto es sin duda el precio, pues a pesar de la sofisticación a todos los niveles, no es una cifra ni mucho menos inalcanzable para los amantes de las deportivas de raza. 13.990 € nos parecen razonables para tener en tu casa una moto preciosa, deportiva como la que más, con un toque artesanal y con un aura de exclusividad que pocas marcan pueden proporcionarte.