FICHA TÉCNICA Y FOTOS >

Es una de las novedades más importantes de Honda de cara al año que viene porque desde el punto de vista comercial es un modelo que siempre ha funcionado muy bien. Lo cierto es que no aporta nada importante salvo su concepto, pues básicamente estamos ante una CB600F Hornet pero vestida con un carenado que la hace mucho más polivalente. Utiliza muchos de sus componentes y también comparte chasis y motor. Con 102 CV de potencia y un funcionamiento realmente suave, tenemos un propulsor dócil pero con mucho genio escondido si decidimos escalar por encima de las 8.000 rpm en el cuenta vueltas. Aparte de fiable, es un motor que consume con mucha moderación. En cuanto al bastidor, se trata del que lleva la Hornet, fabricado en aluminio y que cuenta con una estructura de espina central que permite un diseño más estrecho de la moto pero no aporta la rigidez de un doble viga. Esto seguramente hará la CBR600F una moto muy ágil, fácil de mover gracias a que no es muy pesada (203 kg.) y esto se agradece en ciudad, donde lamentablemente solemos hacer gran parte de los kilómetros.

Podemos observar cómo el equipo de frenos y suspensión parecen ser también los mismos de la naked. Tanto la horquilla invertida Showa como el monoamortiguador seguramente contarán con un tarado algo más duro porque los de la Hornet resulta un poco blando. De todos modos, la horquilla cuenta con regulación en extensión y precarga, idénticos ajustes a los que permite el monoamortiguador trasero. También se utiliza la misma salida de escape de la Hornet, con un silencioso cortito y bajo que le da un agraciado toque de diseño. Básicamente estamos ante la misma moto, y es que en estos duros tiempos económicos que corren está claro que utilizar lo que ya se tiene y se sabe que funciona, como base para crear un nuevo modelo, parece una opción muy lógica.

Este nuevo modelo se beneficia de un carenado integral perfecto para un uso tanto urbano como turístico, pues en combinación con la pantalla parabrisas ofrece una eficaz protección. Aunque es una moto claramente deportiva, esto se basa mucho en el diseño del carenado y de elementos como el depósito de combustible o la pantalla parabrisas pero la posición de conducción no es ni mucho menos extrema, pues los semimanillares están ligeramente por encima las tija superior y esto es una garantía de que no va a cargar mucho peso sobre las muñecas. Además el diseño del asiento corrido invita a pensar que la habitabilidad es buena y tanto el puesto de conductor como el de pasajero son cómodos.

El cuadro de instrumentos parece ser más bien de la supersport CBR600RR ya que cuenta con una gran pantalla digital aunque no ofrece gran cantidad de información, es un tanto parca. También se ofrece una versión con ABS dotada del sistema CBS patentado por Honda que consiste en una frenada integral para optimizar la potencia de frenado entre ambas ruedas, trabajando de forma muy eficaz en las frenadas de emergencia. No monta frenos con pinza de anclaje radial sino que parecen proceder de ¿lo adivinas? Sí, has acertado, la Hornet. Sólo falta saber cuándo llegará y a qué precio pero seguro que va a ser muy competitivo.