El desembarco de Brammo da continuidad y evidencia el gran interés de los estadounidenses por la nueva generación de motos eléctricas de alto standing, pues a nivel de diseño y componentes están marcando la pauta, diferenciándose claramente de la oleada de pequeños scooters con carrocería muy similar procedente de China que son más bien vehículos ligeros que motos.

La gama se compone de la Empulse, con tres versiones, así como la Enertia y la nueva Enertia Plus. Todas ellas comparten calidad de componentes como frenos Brembo o suspensiones firmadas por Marzocchi o Elka. Brammo también se distingue por contar dos modelos de competición, la TTR y la Empulse RR. Y es que los principales fabricantes estadounidenses de motos eléctricas como MotoCzysc o Mission cuentan con prototipos que participan incluso en la Isla de Man.

Como en cualquier vehículo dotado de motor eléctrico, es sumamente importante el tema de las baterías que le dan vida; el tiempo de recarga, la velocidad máxima, la autonomía….En España tenemos el problema de los puntos de recarga pero en Europa y otro lugares del mundo están dotadas de mejor infraestructura para que este medio sea un alternativa real de transporte. Tampoco tenemos unas subvenciones que animen a decantarse por un medio de transporte tan ecológico pero todo llegará…un día.

La Brammo Empulse llega con unas cifras de vehículo eléctrico con mucho carácter gracias su espectacular diseño naked con tintes cafe racer. Es capaz de alcanzar los 160 km/h, pudiendo manteniéndolos durante 100 km. máximos en la versión 10.0. Hay otras dos versiones más: la 8.0 y la 6.0 que alcanzan los 80 y 60 kilómetros de autonomía respectivamente. Con la misma potencia de 40 KW y 80 Nm, la autonomía de la Empulse es capaz de adaptarse a las necesidades de cada usuario.

La carga del cuerpo de baterías de ión-litio es de 8 horas para la 10.0 y la 8.0 y de 6 horas para la 6.0. El peso también varía entre las versiones: desde los 163 kg. de la 6.0 hasta los 193 kg de la 10.0, pasando por los 176kg de la 8.0. En la parte ciclo destacan las suspensiones regulables combinadas con frenos Brembo y Nissin, así como una estructura de aluminio como esqueleto del conjunto.

La Enertia Plus es el modelo más novedoso y llega en 2011 con un sistema de recarga más simple que el de la Enertia, el primer modelo de Brammo, respecto al que ha aumentado la autonomía de 68 km a 128 km, y el tiempo de recarga de las baterías es de 4 y 8 horas, respectivamente. Tanto una como otra dispone de horquilla Marzocchi y monoamortiguador Elka regulables así como frenos Brembo. Gracias a sus 40 Nm, ambas son capaces de alcanzar hasta los 95 km/h.

ENERTIA PLUS

ENERTIA PLUS