EICMA ha sido el escenario donde Mondial ha sorprendido a todos con esta puesta de estilo vintage, la estética más actual aunque suene contadictorio. Y no podria haber elegido otro nombre más apropiado por el tipo de público al que van dirigidas este tipo de motos cuyo estilo en la principal baza por casi encima de cualquier consideración mecánica. 

Su arrollador estilo scrambler cautiva al espectador por los ingredientes perfectamente integrados a lo largo y ancho de la carrocería; asiento marrón de estilo clásico, llantas de radios, ruedas mixtas, guardabarros recortado, doble salida de escape elevada...todo ello con detalles más actuales como el portamatrícula sobre la rueda, la instrumentación esférica digital, la pinza de anclaje radial, la horquilla invertida o el doble amortiguador regulable con botella de gas separada.

El motor es un monocilíndrico alimentado mediante inyeccióm electrónica refrigerado por líquido y con culata de cuatro válvulas. La versión de 125 cc ofrecerá una potencia de 15 CV mientras que el de 250 será capaz de rendir hasta 25 CV

La moto es ligera, pues con sólo 130 kg de peso resulta perfecta como ciudadana ágil y repleta de estilo. No hay información acerca de su precio y los planes para su desemarco en el mercado. Suponemos que a la hora de comercializarla, algunos elementos de la parte ciclo podrían dar paso a unos más sencillos para poder ofrecer un precio competitivo.