La Himalayan es una realidad y como todo lo que fabrica Royal Enfield, su apuesta adventure tiene una marcada personalidad propia. En esta caso el concepto resulta muy interesante, pues la Himalayan se posiciona como una moto de cilindrada media ligera, robusta y muy ambiciosa en cuanto sus capacidades para abordar todo tipo de terrenos.

Basta con decir que su hábitat natural de pruebas durante la mayor parte de la fase del desarrollo ha sido precisamente la cordillera del Himalaya, lo que de entrada significa que estamos ante una auténtica especialista en escenarios complicados.royal enfield himalayan estatica principal

De momento Royal Enfield no ha facilitado datos oficiales aunque su presentación a los medios de comunicación es inminente. Su motor monocilíndrico presumiblemente es de 410 cc y ofrece 28 CV y hay algún que otro dato que ha trascendido como por ejemplo que su depósito de combustible es de 15 litros o que ofrecerá tanto maletas blandas como rígidas. También es evidente que su llanta delantera es de 21" para poder ofrecer una faceta off-road verdaderamente eficiente.

Este producto rompe con todo lo existente hasta ahora en la gama Royal Enfield, no sólo por la orientación de la Himalayan sino también desde el punto de vista del diseño y la ingeniería aplicada. La estética no abandona su herencia clásica, concentrada en el faro delantero circular, apostando por una moto muy esencial construida en torno a un ligero chasis multitutular cuya cuna de desdobla en la parte delantera.

Destacan sus elevados guardabarros, garantizando así una generosa distancia a la rueda para evitar problemas en terrenos muy escarpados o embarrados. También proporciona una pantalla parabrisas para proteger al piloto y una buena infraestructura para poder cargarla a tope en las aventuras más extremas.

De momento poco más podemos comentar a la espera de toda la información que irá desvelando la marca en los próximos días.