Consultando con Suzuki, de momento no sabemos nada acerca de su hipotético desembarco en España pero en Inglaterra ya se están comercializando tanto para la versión naked GSX-S1000 como para la carenada GSX-S1000F. Como podéis ver, la decoración gris y roja ya se aleja mucho de la línea cromática marcada por los modelos de serie, haciéndolas especiales al primer vistazo.

Y un repaso con más detalle revela que también aporta otros detalles que marcan la diferencia con las versiones normales de ambos modelos porque aportan bastantes "chucherías": lo más llamativo sin duda son los preciosos escapes Yosimura R11 de forma triangular rematados por una pieza de carbono. La marca japonesa también firma las vistosas tuercas de la parte superior de la tija para darle un aspecto más exclusivo.

Esto se acompaña con otros discretos detalles como los contrapesos, la tapa del depósito de aceite, la del depósito de gasolina donde también hay un protector, las llantas con cerco rojo, las levas negro mate o las bobinas del buje trasero. Todo es una combinación de accesorios Yoshimura con algunos originales de Suzuki.

Llama la atención que se han desmontado las estriberas para el pasajero y se les ha dotado de una tapa del asiento del copiloto. Esta accesorio forma parte del paquete de compra pero también se adjuntan tanto las estriberas como el asiento original.