Las marcas continúan apostando aunque de forma minoritaria por eléctricas de campo más amistosas con el entorno eliminando la contaminación acústica que ocasiona molestias a otros usuarios del campo. Por eso las motos eléctricas off-road parecen tener garantizado un sitio aunque de momento su uso sea limitado pero eso no ha desanimado a la marca italiana Armotia que además de dotarlas de un diseño rompedor, apuesta por una transmisión constante a sus dos ruedas motrices. La trasera se mueve gracias la transmisión secundaria por cadena y la delantera cuenta con un motor en el buje anclado a la horquilla. 

Las pudimos ver en directo en el pasado Salón EICMA de Milán y tres meses después ya están preparadas para hacer su debut. Sobre la misma base se han desarrollado dos modelos prácticamente idénticos de genética off-road para diferentes propósitos pues la versión X está destinada al campo gracias a sus neumáticos de tacos y la R para el asfalto al ir calzada con gomas de carretera y diferente medida aunque compartiendo la llanta delantera de 21" y la trasera de 18". También cuenta con un sillín rebajado 20 mm para facilitar su conducción.

 

Han sido homologadas para poder conducirlas con el carnet de coche y por eso declaran 15 CV de potencia aunque la gracia está en su brutal para de 200 Nm, lo que garantiza una aceleración demoledora en los primeros metros aunque cuenta con un distribuidor de par electrónico para su gestión y tres modos de conducción. Además su contenido peso ayuda al rendimiento del motor pues se declaran 125 kg, una cifra razonable para una moto eléctrica equipada con baterías. 

Lo cierto es que todo el cuerpo de las bateríasde Ion-Litio está muy bien encajado en la moto debido a sus medidas compactas y ofrece un rendimiento de 5 kWh que permite usarlas durante aproximadamente una hora y media de forma ininterrumpida aunque no se especifican los kilómetros de autonomía, una cifra siempre importante en un vehículo de estas características. La recarga completa se hace en un máximo de seis horas y toda la información es accesible a través de una App dedicada para smartphones

La velocidad máxima anunciada es de 90 km/h para la R de supermotard y de 80 km/h, cifras quizás un poco decepcionantes, sobre todo en el caso de la supermotard. En la parte ciclo destaca su horquilla invertida de 41 mm, el amortiguador trasero Bitubo totalmente ajustable o la pinza de freno Brembo. No sabemos nada todavía acerca de su precio de comercialización.