Las evocadoras siglas Super Sport de Ducati regresan a primera línea del mercado ya que esta moto concentra muchas esperanzas como producto con gran potencial de ventas a nivel global por concepto y precio. Y ha sido cazada en unos test en Italia por los colegas de MCN.

Aunque es más barata y menos ambiciosa en el plano deportivo que las Panigale, responsables de la marca italiana ya han afirmado que ni mucho menos es una deportiva de acceso o para principiantes, sino que busca una mayor polivalencia y un carácter deportivo adaptado a un uso urbano y de carretera.

Ducati 939 Super Sport: polivalencia deportiva

Por eso cuenta con una ergonomía que ya se puede apreciar con mucha claridad cómo marca esa filosofía deportiva desde un prisma ergonómico mucho menos radical que las Panigale. La mejor prueba de ello es la ubicación de las estriberas así como de los semimanillares: las piernas no van forzadas en cuando a flexión y las manos van relativamente altas ya que apoyan en los semimanillares casi por encima de la tija. Esto plantea una postura bastante gentil con el físico del piloto.

Esta parece ser la versión básica de las dos que va a ofrecer Ducati y cuyo precio presumiblemente estará entre los 11.000 y 12.000 €. Se especula que la variante S, con mejores componentes en la parte ciclo podría oscilar en torno a los 14.000 €

El motor procede de la Hypermotard 939, una mecánica de 113 CV con nuevas especificaciones Euro4 que Ducati se ha ocupado de adaptar a los propósitos de la nueva 939 Super Sport. El chasis que usa deriva de la Ducati Monster 821 y también hereda la electrónica que equipan todos estos modelos: control de tracción con ocho niveles, tres modos de conducción, además de ABS. Pero podría ser que Ducati dotase por dotara de alguna exquisitez eletrónica como el ABS en curva.

De momento no hay información oficial pero si muchos detalles que los responsables de la marca italiana han ido "cascando". Por eso sabemos también que la instrumentación es totalmente nueva, con abundante información y preparada para gestionar la sofisticada electrónica. El nuevo faro está inspirado en la Panigale y lleva incorporada luz de día. El escape y el carenado también son específicos para este modelo. 

Destacan sus neumáticos Pirelli Diablo Rosso II así como su basculante monobrazo. La suspensión será totalmente ajustable tanto en la versión normal como en la S.

Seguiremos informando...