La streetfighter peso medio de Hinckley hereda las formas de la Speed Triple para los faros, actualiza su decoración y monta en las dos versiones, Street Triple 675 y Street Triple 675R, el manillar de aluminio que antes estaba reservado exclusivamente a la R.


No es que haya cambiado en profundidad ni mucho menos, pero además de los cambios comentados, unos nuevos topes de manillar mecanizados, el terminal de escape en acero cepillado en vez de pulido y la instrumentación heredada también de su hermana mayor acaban de poner el toque novedoso a un modelo que sigue estando en lo más alto de la categoría. La gama de colores añade un nuevo tono denominado Imperial Purple que podéis ver en las fotos, mientras que la versión R sigue ofreciendo la misma paleta , Diablo Red, Crystal White y Phantom Black con llantas doradas. Los logotipos, tanto los del depósito como los del colín, también son nuevos. El motor sigue siendo el mismo pletórico tricilíndrico de 675 centímetros cúbicos con un rendimiento de 95 caballos a 11.700 revoluciones por minuto.

Ya están a la venta con unos precios de venta al público más ajustados incluso: 7.195 euros la Street Triple 675 y 8.495 euros la Street Triple 675R.