Otros cambios se localizan en el apartado ergonómico, aunque el chasis también ha sido retocado, y de paso, aligerado. Recordemos que todas las unidades salidas de fábrica tuvieron que pasar por los concesionarios oficiales para realizar una soldadura en el bastidor y se ha querido acabar con el problema con uno totalmente nuevo. El asiento también ha sido resiseñado, así como la instrumentación que suma a las dos esferas, una para el velocímetro y otro para el tacómetro, una pantalla digital central que procede del antiguo T-Max. La pantalla parabrisas es otro de los nuevos elementos que incorpora con la novedadLa imagen del nuevo X-Max cambia pero mantiene su poder de seducción de ya no girar solidaria al manillar, sino que va fijada al frontal de la carrocería. Se ha variado ligeramente la posición de conducción gracias a una zona reposapiés que ahora posibilita estirar las piernas. Y el ingenioso hueco bajo el asiento que permitía introducir dos cascos integrales en un espacio casi inverosímil, por su estrechez, ha aumentado ligeramente su volumen de carga. A esto contribuye la nueva guantera gracias a una amplia tapa con llave en el contraescudo que permite albergar objetos a ambos lados de la columna de dirección, mejorando ostensiblemente la guantera del modelo precedente.

Tanto el cuadro de instrumentos como la pantalla son nuevosEn el apartado de diseño, se mantienen las líneas maestras, sobre todo en al zaga pero presenta un frontal con una aire mucho más vanguardista, como queriendo hacer un guiño a su hermano mayor, el T-Max 500. De hecho, los intermitentes aparecen incrustados de la carrocería de forma muy parecida al T-Max.

Por lo demás, el nuevo X-Max mantiene los mismos propulsores y el mismo esquema tanto de frenos como deLa guantera es ahora más capaz suspensiones. No tardará en llegar a nuestros concesionarios, mantendrá un precio muy similar al actual, y se presentará en los siguientes colores: la versión de 250 cc (Ver ficha técnica) dispondrá de blanco, negro, gris aluminio y gris oscuro. La motorización de 125 cc (Ver ficha técnica) ofrecerá en azul, blanco, gris aluminio y negro. El exitoso cóctel que vio la luz en 2005 se renueva acertadamente y mantiene el mismo espíritu urbano, deportivo y práctico que encumbró instantáneamente al X-Max en las listas de ventas de toda Europa.