BÚSQUEDA RÁPIDA

Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable

Viernes, 04 Mayo 2018 12:23 Escrito por Álvaro Gavín. Fotos: Carolina F. Varela
Valora este artículo
4.6/5 (5 votos)
Ver opiniones
¿Te gusta esto? Compártelo:
Facebook
Email
Facebook Facebook

peugeot belville 125 prueba ciudadLa ciudad puede ser un lugar maravilloso si se disfruta en un scooter tan práctico y amigable como el Belville 125.

Por fin ha pasado por nuestras manos el Peugeot Belville 125, el scooter rueda alta de la marca francesa al que tuvimos ocasión de subirnos en su presentación en Francia y que tan buenas sensaciones nos dejó. Pero necesitábamos tenerlo más tiempo para sacar el mayor jugo a un modelo diseñado para moverse por la ciudad como pez en el agua.

Elegante y refinado    

El Belville queda posicionado como el modelo tope de gama dentro de los scooter 125 de Peugeot, siendo más refinado que el Tweet y más elegante que el deportivo Speedfight (leer prueba), pero sin llegar a ser un modelo premium como el Honda SH125 Scoopy o el Piaggio Medley.
Para lograr ese “status” hay que disponer de un acabado superior, con detalles que le faltan al Belville, como la iluminación “full-LED”, la llave inteligente o ABS de doble canal. Unos elementos que elevarían su precio y que seguramente espantarían a muchos clientes, con lo que en Peugeot han preferido optar por un término medio, un equilibrio, entre buen equipamiento, gran funcionamiento y un coste más reducido con el que atraer al gran público.

peugeot belville 125 prueba estaticaTambién se ha trabajado y mucho en el diseño, obteniendo unas líneas modernas y estilosas, con un tapizado del asiento en color granate, la misma tonalidad que la empleada en el respaldo del pasajero situado en el baúl posterior. La iluminación trasera de LED con tres franjas verticales son las ya conocidas en los vehículos de dos, tres y cuatro ruedas de última generación de Peugeot, siendo también de LED las luces de posición delanteras que quedan situadas en el panel frontal por debajo del escudo del león. La luz principal es halógena y tras su faro se esconde una instrumentación compuesta por una pantalla principal circular digital y con aguja analógica que permite elegir entre dos tipos de visualización: cuentarrevoluciones en grande y velocímetro en pequeño en la parte inferior, o al revés. Además, a la derecha hay otras dos paneles, uno digital que indica los niveles de combustible y de la batería, y otro superior que incluye los chivatos luminosos de la entrada de la reserva, los intermitentes y la luz larga, entre otros. Un detalle curioso y útil es el sonido que emite al activarse los intermitentes, sin que resulte en abasoluto molesto y que evita el que se queden dados tras realizar la maniobra señalada con ellos.

peugeot belville 125 prueba instrumentacionLa capacidad de carga del Belville es uno de sus aspectos más destacados, pues bajo su asiento encontramos hueco como para guardar un casco intergral, pero es que además de serie se ofrece un baúl fabricado por Shad y cuyo cierre funciona con la misma llave de puesta en marcha del scooter. A esto hay que sumar una guantera delantera, también con llave, que incluye una toma USB para cargar dispositivos electrónicos y en el que caben pequeños objetos como un “smartphone”, unas gafas y unos guantes, por ejemplo. El cofre, por cierto, sólo está disponible en la versión Allure, que es la que hemos probado, mientras que la otra versión, la Sport, no está incluido aunque se puede adquirir como accesorio.

La posición de conducción es bastante cómoda, con un asiento firme y de generosas dimensiones que permite apoyar los dos pies sin problemas en el suelo. La plataforma plana ayuda a encontrar la postura ideal y todos los mandos son de fácil acceso. Me ha gustado que haya un botón para abrir el asiento, aparte de la cerradura central, por si se quiere coger algo sin quitar la llave del contacto.

Maniobrar en parado es una tarea sencilla de realizar gracias a su bajo peso, lo que también se nota a la hora de subirla al caballete. También cuenta con una pata de cabra lateral.

Motor suave y económico     

El Belville es el primero de los scooter de Peugeot en incorporar el motor SmartMotion, un moderno propulsor de refrigeración líquida que destaca por su suavidad y ruido contenido. Si se pone en marcha en una calle muy ruidosa es difícil darse cuenta de que ya se ha arrancado.

peugeot belville 125 prueba frontalSu respuesta es enérgica teniendo en cuenta los 11 CV de potencia que ofrece, con una entrega muy rápida y lineal desde abajo para salir con celeridad en los semáforos. A medio régimen su funcionamiento es igualmente destacable, con lo que circular entre los coches es muy sencillo, pues siempre hay caballos como para salir del paso con solvencia. Le gusta la ciudad al Belville, que también sale airoso en vías más rápidas gracias a su velocidad punta de unos 110 km/h de marcador. Eso sí, a partir de 80 km/h no se le puede exigir recuperaciones notables ni un gran empuje en los repechos, pero siempre manteniendo la suavidad y la ausencia de vibraciones.

Las bondades de este motor también afectan al bolsillo, pues el Belville apenas consume 2,5 litros a los 100 km, unas cifras oficiales que hemos podido constatar en el tiempo que hemos tenido el scooter con nosotros. Las pasadas por las gaolineras se reducen, lo que se agradece porque cada vez se llena el depósito hay que sujetar el asiento al no tener una sujección.

Ágil y seguro con su ABS    

El Belville es un scooter ágil y estable, los principales argumentos de los 125 de rueda grande. Peugeot ha optado por montar una de 16” delante y otra de 14” detrás, con unas llantas de palos de aluminio que realzan su imagen elegante. Monta unos neumáticos CST cuyo agarre en seco es bastante bueno, aunque no he tenido ocasión de probar en mojado.

peugeot belville 125 prueba lateralEn las suspensiones se ha recurrido a una horquilla convencional y dos amortiguadores traseros de eficaz comportamiento. Incluso en las frenadas más fuertes la horquilla aguanta sin mostrar debilidad, mientras que los amortiguadores regulables responden con progresividad y sin la sequedad que se aprecia en otros scooter de su nivel.

La frenada ABS de un solo canal desarrollada por Continental actúa únicamente sobre la rueda delantera a pesar de tener sensores en ambos ejes, por lo que hay que tener cuidado con el freno trasero, que bloquea fácilmente si se ejerce mucha presión sobre la maneta. Todo lo contrario de lo que ocurre delante, que permite realizar frenadas bruscas y saltando el ABS sólo cuando ya cuando realmente el neumático pierde totalmente la adherencia.

Opinión y valoración    

peugeot belville 125 prueba opinion valoracionPodemos considerar al Peugeot Belville como un scooter equilibrado, con un equipamiento correcto para su precio y con un comportamiento parejo al de otros scooter de coste superior.

Tiene todo lo necesario para el día a día, con una gran capacidad de carga para llevar el ordenador y una mochila con objetos personales sin problema, y cuyo motor se acerca a lo que la sociedad demanda hoy en día, que no es otra cosa que consumos reducidos y baja rumorosidad.
Además, la incorporación del ABS, aunque sea sólo en la rueda delantera, le da un plus de seguridad sobre aquellos que sólo cuentan con la frenada combinada.

Si a esto le añadimos un diseño moderno y elegante, pues podemos decir que el Peugeot Belville 125 puede ser una opción de compra muy racional para quien busca un vehículo sostenible para moverse por la ciudad pero que todavía no confía en los eléctricos.

Rivales    

El listado de scooter 125 rueda alta es muy amplio, con modelos de todo tipo de precios, siendo el Piaggio Liberty su principal rival, un scooter también dotado de frenada ABS y de un moderno motor que ofrece una potencia similar y un consumo todavía más reducido. Por contra, su capacidad de carga bajo el asiento es inferior aunque Piaggio suele ofertarlo con un baúl trasero de regalo. Otros rival interesante es el Yamaha Xenter, algo más caro y con frenada CBS.

Equipo piloto

Galería de fotos    

Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 1
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 2
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 3
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 4
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 5
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 6
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 7
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 8
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 9
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 10
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 11
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 12
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 13
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 14
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 15
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 16
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 17
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 18
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 19
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 20
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 21
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 22
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 23
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 24
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 25
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 26
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 27
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 28
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 29
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 30
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 31
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 32
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 33
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 34
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 35
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 36
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 37
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 38
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 39
Prueba Peugeot Belville 125: ciudad amable Imagen - 40

Opina sobre esta moto


Código de seguridad
Refescar

Artículos relacionados

Nuevo concesionario Kymco MAD
Nuevo concesionario Kymco MAD

Kymco continúa con sus planes de expansión en las principales plazas y tras Barcelona y Valencia ahora le ha tocado el turno a Madrid, donde ha abierto su primer showroom, Kymco MAD, en pleno Barrio de Salamanca.
Guantes Hevik Nettuno: prueba y opinión
Guantes Hevik Nettuno: prueba y opinión

Estos nuevos guantes de invierno de Hevik están fabricados en cuero y además son totalmente impermeables, garantizando seguridad y confort.
Botas urbanas Seventy Degrees SD-BC7: prueba y opinión
Botas urbanas Seventy Degrees SD-BC7: prueba y opinión

Encontramos dentro de la amplia colección de equipamiento de Seventy Degrees unas botas urbanas para moto válidas también para vestir a diario.
subir