Más que una renovación, lo que Kymco ha hecho en 2020 con el Agility City es un homenaje a su scooter más vendido, una especie de “Last Edition” a la espera de la presumible llegada de una versión 2021 con motor Euro5. Y lo llamativo es que se trata de un scooter planificado por Kymco España y que, tal cual lo ves sólo, se va a comercializar en nuestro país. 

En realidad, se trata del mismo scooter que ya conocíamos pero con pequeños cambios muy inteligentemente realizados que alteran para bien su imagen, más seria y enfocada a un público más exigente en cuanto a la estética.

Cambios estéticos: más elegante

Y lo cierto es que las modificaciones introducidas le convierten en un scooter menos informal y de apariencia más refinada. Para lograr esta sensación lo primero que se ha hecho es añadir una gama de colores más refinada, con mención especial al Marrón Hazel que podéis ver en las fotos. Pero la novedad más importante es el montaje de un asiento de dos colores a juego con el color de la moto. Por último, destacar el pulido de los laterales de unas llantas que, al igual que las pinzas de freno, son de color negro.

kymco agility city 125 2020 prueba estaticaLa iluminación conserva la combinación de elementos convencionales en los faros delantero y trasero e intermitentes, con luces de LED para las de posición en el frontal delantero.

Lögicamente no podemos hablar de un scooter premium, pero sí que se ha eliminado esa sensación más "de batalla" de la versión anterior. Obviamente, esto permite a Kymco atacar de lleno a esos usuarios que buscan un scooter económico pero sin renunciar a llegar al trabajo con un vehículo elegante.

El confort manda


Como los cambios son únicamente estéticos, el resto de características del Agility City permanecen inalterables, empezando por el asiento, muy cómodo por su generoso mullido y amplia superficie tanto para el piloto como para el pasejero. Incluso puede pecar de blando para esos usuarios de más peso o para quienes se pasan muchas horas seguidas encima de él, pero resulta de una gran ayuda a la hora de amortiguar los baches y de llegar bien al suelo incluso a personas de baja estatura.

La plataforma plana facilita igualmente las maniobras de subir y bajar del scooter y cuenta con un espacio más que suficiente para los pies, mientras que las rodillas tampoco topan con la parte frontal. En definitiva, la posición de conducción es muy natural, con fácil acceso a todos sus mandos y con una distancia correcta de las manetas de los frenos, que carecen de regulación de distancia.

kymco agility city 125 2020 prueba asientoLas maniobras en parado son fáciles de acometer, no sólo por la altura del asiento, sino sobre todo por la ligereza del conjunto. El Agility City apenas supera los 130 kg pero tanto en marcha como en parado parecen menos, incluso a la hora de subirla al caballete, algo que recomiendo mucho más que utilizar la pata de cabra lateral. Y es que cuenta con un sistema de muelle para recogerse de forma automática, con lo que es más fácil que el scooter se vaya al suelo si alguien lo toca o no la hemos desplegado bien del todo.

Equipamiento Agility City 125

En 2020, el Agility City estrena una nueva instrumentación, igualmente más acorde en cuanto a diseño con el resto del conjunto aunque no añade ninguna funcionalidad adicional. El velocímetro continúa ocupando la mayor parte del tablero, con el nivel del depósito de gasolina a su derecha y con la pequeña pantalla LCD en la parte inferior, que es donde se informa del kilometraje total y parcial, y de la hora.

kymco agility city 125 2020 prueba hueco cascoTampoco varía la superficie utilizable bajo el asiento, en donde cabe de sobra un casco abierto más otros elementos personales pero sin posibilidad de custodiar un casco integral, un aspecto que gran parte de su competencia ya ha superado. El acceso al hueco central carece de botón remoto y hay que utilizar la llave de contacto. Su interior es de plástico duro y no tiene ni iluminación ni barra telescópica para que no se baje de golpe, aunque se mantiene levantado sin necesidad de tener que sujetarlo. La capacidad de carga se completa con una guantera delantera con cerradura que esconde una toma de corriente 12V tipo mechero. Los que requieran de mayor espacio tendrán que adquirir un baúl trasero para colocarlo en la parrilla que el Agility City trae de serie que sirve también de agarraderas para el pasajero.

Un acompañante que se beneficia de unas cómodas estriberas retráctiles tan fáciles de manipular que a veces se abren de manera accidental al tocar con la pierna el botón de apertura.

Motor Agility City 125

El propulsor del Kymco esconde pocos secretos, se trata de una mecánica bastante sencilla y fiable diseñada para realizar preferiblemente trayectos puramente urbanos, pues las vías rápidas no son de su agrado.

Responde con mucha suavidad en todo momento, con un bajo nivel sonoro en cualquier régimen. Donde más a gusto se encuentra es circulando a medio gas a una velocidad de entre 30 km/h y 60 km/h. En las arrancadas desde parado muestra cierta pereza pero es capaz de dejar atrás al resto de coches, que es de lo que se trata para circular con mayor seguridad.

kymco agility city 125 2020 prueba accion lateralUna vez que coge inercia se mantiene en las velocidades legales dentro de la ciudad con mucha facilidad, gestionando las revoluciones de motor con el acelerador para que no baje de vueltas de manera sencilla incluso para un usuario con poca experiencia. El truco está en mantener un ritmo constante y no andar frenando y acelerando bruscamente. Una vez lo consigues se puede mantener un ritmo en ciudad bastante alto y encima con una gran sensación de control y de suavidad.

Se nota que el Agility City, como indica su nombre, se ha desarrollado para mostrar todo su potencial en ciudad, de ahí que en vías rápidas no muestre su mejor cara. Alcanza los 80 km/h enseguida pero a partir de ahí necesitará de un terreno muy favorable para llegar a los 100 km/h de marcador. En repechos y subidas llegar a los 90 km/h es complicado, aunque en muchos casos suficiente para gran parte de los usuarios que apenas pisará una autovía en todo el tiempo que posean el scooter y que valorará un reducido consumo de poco más de 3 litros cada 100 kilómetros.

Agilidad y buena frenada

A lo que no se puede poner peros, independiemente del ambiente en el que se encuentre, es a su parte ciclo. Los frenos responden de manera impecable, tanto el trasero como el delantero, con una respuesta potente y fácil de dosificar, que no siempre es fácil encontrar ese equilibrio perfecto. No dispone de ABS pero sí de un sistema combinado muy bien puesto a punto pues no interfiere en el manejo de las manetas, que mantienen el mismo tacto en todo momento independientemente de que se trabaje más o menos el delantero o el trasero. No he podido comprobar su funcionamiento en mojado, pero sí con el asfalto muy frío.

kymco agility city 125 2020 prueba traseraEl buen agarre de los neumáticos suponen un extra en este sentido, así como a la hora de afrontar los giros más cerrados de las rotondas, en donde el Agility City se encuentra en su salsa. Las suspensiones, por su parte, cumplen con su cometido sin grandes alardes pero sin destacar nada negativo de ellas, lo que ya es un punto a favor teniendo en cuenta que se trata de un scooter económico con componentes sencillos.

Si a todo este añadimos la ligereza comentada al principio, nos encontramos con un scooter más que válido para rodar en el congestionado tráfico de cualquier ciudad. Y es que el Agility City zigzaguea de manera rápida y ágil, ayudado además por la estabilidad que garantiza su rueda delantera de 16”-la trasera es de 14” y por su buen radio de giro. En este sentido ayudan sus medidas compactas, con un manillar estrecho y unos espejos que no sobresalen mucho sin que afecten a la visibilidad, que facilitan los adelantamientos en espacios reducidos.

Valoración y opinión Kymco Agility City 125 2020

Resulta llamativo que Kymco haya realizado un “restyling” en su Agility City 125 teniendo en cuenta que en el próximo mes de enero de 2021 tendrá que llegar una nueva versión Euro5, pero también es cierto que tras mantenerse sin cambios desde su lanzamiento en 2016 podría requerir de algún retoque para actualizar su imagen teniendo en cuenta cómo aprieta la competencia en este competido segmento de los scooter 125 de rueda alta.

kymco agility city 125 2020 prueba opinion valoracionNo se ha tocado lo que funciona, y no me refiero sólo al apartado mecánico, estoy hablando sobre todo del lado económico. Es todo un acierto que el Agility City 125 mantenga su ajustado precio de 2.099 € uno de los principales reclamos y que sin duda tiene su papel fundamental en haber conseguido el número uno en ventas el año pasado, superando las 6.000 unidades vendidas en España. A esto hay que sumar las facilidades de financiación, el seguro a terceros gratuito el primer año y la posibilidad de ampliar la garantía durante dos año más por apenas 75 euros más.

Equipamiento piloto

Fotos

Ver más