La electrificación de los vehículos urbanos es ya una realidad, de ahí que casi cada día aparezcan nuevos modelos… e incluso marcas. Una de las últimas en tomar asiento es Nerva, una compañía española compuesta por la asociación de distintas empresas con una gran experiencia en la automoción y que cuenta con el respaldo de BYD, uno de los mayores fabricantes mundiales de baterías.

nerva exe prueba perfilFruto de su trabajo nace el Exe, un scooter homologado como 125 para poderse conducir con el carnet A1 de moto o con el B de coche. Se podría catalogar como GT pero con unas líneas afiladas que otorgan un cierto carácter deportivo, por lo que queda entre ambos mundos. Creo que es toda una declaración de intenciones por parte de sus responsables con el objeto de indicar que estamos ante un vehículo que no se restringe a un uso exclusivamente urbano, si no que está abierto a desplazamiento extraurbanos por vías rápidas. Precisamente, ha sido en ciudad y autopista donde hemos podido poner a prueba este Exe, en una breve toma de contacto durante su presentación a la prensa.

Detalles y acabados

Pero antes de ponernos en marcha, te cuento lo que se aprecia cuando se examina el scooter en parado. Se nota que Nerva ha puesto interés por lanzar un producto con cierta calidad y con cuidado en los detalles. Es cierto que adolece de algunos errores de juventud, como unas botoneras un tanto obsoletas y con algunos interruptores sin función -aunque nos anunciaron que el producto definitivo llegaría con ellos -, o el botón poco preciso para abrir el asiento, por ejemplo. En cambio, dispone de otros detalles que no son habituales en los scooters eléctricos, como el amplio espacio bajo el asiento, en donde cabe un casco integral y otro tipo jet, aunque si llevamos el cable de carga con nosotros entonces sólo nos quedamos con espacio para el casco grande. Le falta, eso sí, alguna guantera adicional donde dejar objetos personales.

nerva exe prueba hueco casco

Ya que hablamos de su asiento, indicar que está situado a 800 mm del suelo y que cuenta con una gran superficie de apoyo tanto para el piloto como para el pasajero. Esa anchura obliga a abrir las piernas y hace que con mi altura, 165 cm, no apoye los pies por completo. De todas formas, no es un scooter muy pesado, 202 kg con las baterías, y encima está dotado de marcha atrás para poder realizar las maniobras con total comodidad.

nerva exe prueba instrumentacion

La posición de conducción es cómoda, aunque los pilotos de mayor talla puede que demanden algo más de espacio para los pies en su doble plataforma inferior. Las manetas no son regulables y su tacto es duro. Tampoco se puede ajustar la altura de la pantalla, aunque creo que tiene un tamaño suficiente para el uso que se le supone. En cuanto a la instrumentación, el Exe monta un par de relojes analógicos que indican la velocidad y la potencia en kw que está generando el motor. Entre medias de ambos hay una pantalla TFT con dos visualizaciones -día y noche- pero que se me antoja algo pobre en cuanto a su información; creo que hay mucho espacio desaprovechado. Eso sí, cuenta con conectividad y mediante una app gratuita se puede visualizar en el smartphone más información sobre el scooter y su estado.

Baterías de ferrofosfato

Como indicaba al principio, detrás de este proyecto se encuentra el fabricante de baterías BYD, con mucha experiencia en vehículos de cuatro ruedas como coches e incluso autobuses. De hecho, la nota diferencial del Exe con otros scooters de su segmento se encuentra en este hecho, pues estamos hablando de unas baterías de ferrofosfato, una variante de las de ion-litio habituales y que cuentan con una serie de ventajas frente a las otras. En concreto, son baterías más estables térmicamente, lo que hace que su degradación sea más lenta y, por tanto, más duraderas; y, además, son más seguras.

nerva exe prueba enchufe

Las baterías tienen una garantía de cinco años y se pueden adquirir por renting. El funcionamiento es sencillo: Nerva te ofrece un servicio con un coste de 39,90 euros al mes mediante el cual a los cinco años te sustituyen las baterías del scooter. En este caso, además, se rebaja el precio del mismo: desde los 6.930 euros de tarifa a 4.480 euros con renting. Se trata de una medida innovadora en el sector pero que cobra importancia pues la vida útil de las baterías es siempre uno de los puntos que más dudas generan a los usuarios.

Modos de conducción

Independientemente de la posibilidad de reciclaje, al final lo que el usuario quiere saber es la autonomía y el tiempo de carga de las mismas. En cuanto a este segundo punto, el tiempo estimado es de 4 horas y 20 minutos para el 100%. En cuanto a su duración, pues ya sabes que esto depende en gran medida de lo paciente que seas con el acelerador. Para facilitarte en esta tarea, el Exe ofrece tres modos de conducción -Eco, Normal y Sport- con los que se regula la potencia disponible y, con ello, una mayor o menor autonomía. Estos tres modos son muy apreciables cuando entras en acción.

nerva exe prueba accion 2Comencé la prueba con el modo Eco, que limita la velocidad a 50 km/h y que resulta más que suficiente para rodar por las abarrotadas calles del centro de la ciudad. Lo interesante de este modo es que su aceleración es suficiente e, insisto, en calles estrechas del centro de una gran ciudad se puede circular con este modo sin problema, asegurando además una buena autonomía fijada en 150 km.

En el siguiente modo, el Normal, ya encontramos un empuje más vigoroso y una velocidad máxima de 80 km/h. Es la modalidad con la que más tiempo disfruté de la suavidad de este Exe. Los responsables de la marca aseguran que con este tipo de conducción se pueden alcanzar los 115 km. Creo que seguimos en unas cifras razonables y además considero que sus prestaciones son más que sobradas si no salimos del núcleo urbano.

nerva exe prueba accion 3No obstante, quienes buscan algo más, indicar que el modo Sport te lleva hasta los 125 km/h, aunque la autonomía se ve muy mermada: 75 km. Es decir, que los que vivan en ciudades dormitorio a una distancia de 30 km o superior, casi seguro que van a necesitar contar con un enchufe tanto en casa como en el trabajo si no quieren sufrir un poco más de la cuenta.
Indicar que el Exe cuenta con algunos sistemas de protección de la batería que resultan interesantes. Por ejemplo, cuando se exige el máximo de su motor en modo Sport durante un tiempo prolongado -alrededor de un minuto-, el propio sistema limitará la entrega pero de forma paulatina. Por otro lado, cuando se llega al 25% de su capacidad, el modo Sport queda anulado, y con menos de un 15% entra un modo “Tortuga” -con indicador en el cuadro de mandos- que permite movilizar el vehículo lentamente durante el resto de vida útil de la carga.

La potencia nominal de su motor es de 12,1 kW, pero puede alcanzar picos de 16 CV. No obstante, ya sabéis que en los vehículos eléctricos estas cifras no son tan significativas como las de par, que en el caso del Exe es de 48 Nm, lo que implica contar con un gran empuje desde abajo y que es lo que permite realizar esas aceleraciones tan fulgurantes.

Gran frenada

A velocidad máxima, el Exe se siente seguro gracias a su aplomo. Las suspensiones no son un prodigio en cuanto a su funcionamiento, pero aguantan bien en las frenadas y en los apoyos. Ahora bien, su respuesta es algo seca cuando se encuentran baches y los amortiguadores traseros tienden a rebotar. La frenada, en cambio, me parece que rinde a un nivel superior. No dispone de ABS pero sí de un sistema combinado que brilla por su potencia. La única pega que he encontrado es que cuando se tiene accionado el freno, el acelerador queda anulado -otro sistema de protección de la batería-, por lo que arrancar en salidas en cuesta implica cambiar el chip respecto a otros scooters. Lo que no he notado respecto de otros eléctricos es tanta retención en las frenadas, lo que he echado en falta para sujetar más la moto en los descensos con curvas.

nerva exe prueba accion 4

El tamaño de las ruedas 15” delante y 14” detrás- hacen que estemos ante un scooter estable pero que se mueve bien entre los coches gracias a su tamaño contenido para ser, como decía al principio, un GT. Eso sí, hubiera preferido el montaje de unos neumáticos de una marca más reconocida en vez de los “chinos” seleccionados.

Conclusión y valoración

En Nerva pueden estar orgullosos de haber lanzado un scooter como el Exe al primer intento. Aunque peca de algunos errores de juventud, lo cierto es que estamos ante un scooter vistoso, con detalles de buen gusto, como las luces de LED, y práctico, con un amplio hueco bajo su asiento.

nerva exe prueba opinionDe suave funcionamiento, como se espera de un eléctrico, el Exe brilla por sus prestaciones, especialmente en ciudad, pero con posibilidad de circular a velocidad de autopista en caso de necesidad, algo que resulta casi imposible con un 125 de gasolina. Eso sí, en este caso la autonomía se resiente de forma notable.

La posibilidad de realizar un renting de las baterías puede ser una buena solución para que su devaluación no sea muy alta, además de poder disponer siempre de la última tecnología en cuanto a prestaciones y autonomía.