Si quieres huir de los atascos con estilo y disfrutando de la conducción, incluso más allá del asfalto, el Aprilia SR GT 125/200 te proporciona buenas dosis de todo esto sin renunciar al sentido práctico que todo scooter debe tener y eso es en mi opinión uno de sus méritos.

Volamos hasta Génova para tomar contacto con la fresca propuesta de Aprilia destinada a los que quieren algo más que un simple scooter de baja cilindrada, ya que el SR GT 125/200 propone un concepto y un estilo diferentes a todo lo que hay actualmente en el mercado. Lógicamente, en España el interés de centra en el 125 y el 200 va a tener una presencia testimonial en cuanto a ventas.  

El scooter que quiere ser trail

Nada más verlo apostado en la recepción del hotel a mi llegada, percibí ese punto diferente que Aprilia es capaz de imprimir a sus productos. Deportivo en sus vanguardistas líneas y a la vez con un punto de moto trail debido a su frontal escueto y elevado, el SR GT destila innovación sin dejar de lado la esencia de un scooter.

prueba aprilia sr gt 125 200 texto 3

Básicamente se han añadido unas suspensiones con más recorrido de lo habitual, unos neumáticos de dibujo mixto y se le ha dotado de una mayor distancia al suelo desde la plataforma. El objetivo está muy claro: poder abordar caminos y tierras sin asfaltar con ciertas garantías. Ese planteamiento de uso mixto lo hace especial, lo mires por donde lo mires, porque aunque vuelve a estar en boga el viejo concepto del scooter todo terreno, Aprilia lo ha actualizado y lo ha hecho a su manera. Y es que la llanta delantera de 14 pulgadas también apoya ese espíritu, haciendo que tengamos una interesante dualidad en su uso, siempre disfrutando de la estabilidad y agilidad que proporcionan las llantas de esta medida.  

Diseño 100% Aprilia

Me gustaría centrarme en el trabajo de diseño que es uno de los puntos destacables. La delantera recuerda de forma inevitable a las motos de Aprilia, incluso tiene un conducto de aire en el doble carenado lateral que está inspirado en el de la RS 660. Como decía, transmite deportividad, se mire por donde se mire gracias a sus líneas marcadas y compactas. A pesar de llevar en el nombre las siglas GT, es un scooter que no apuesta por un gran frontal que nos garantice la máxima protección sino que se ha reducido al máximo esta superficie para mostrar una silueta ligera y de cierto carácter trail. La pantalla es más bien corta y ahumada, por lo que encaja en el diseño a la perfección. De todos modos Aprilia pone a disposición de su clientela una de mayor tamaño y transparente, para esas personas más enfocadas en la protección y la comodidad que en la estética.

prueba aprilia sr gt 125 200 texto 12

Toda la iluminación es LED y llama mucho la atención la originalidad de todo el diseño de la zaga, asegurando una buena visibilidad y contrastando con la delantera que parece mucho más elevada que esta parte trasera, más convencional en este sentido. Llama la atención el manillar al desnudo estilo moto que se encuentra en una posición elevada y a la vez confortable para los brazos. Hay muchos plásticos símil fibra de carbono que intentan realzar su carácter exclusivo y deportivo pero en mi opinión no logran transmitirlo.  

Postura de conducción y tecnología

La posición de conducción está condicionada por el asiento situado a 799 mm, al que con mi 1,66 m llego un poco justo. Pero no representa ningún problema porque además, al ser un scooter de carrocería tan escueta, se ha logrado que el peso declarado sea de tan solo 144 kg y esto hace que se sienta ligero y manejable. La versión de 200 (174 cc reales) pesa dos kilos más. Hay espacio suficiente para los pies y permite estirar las piernas gracias a la prolongación de la plataforma. A pesar de su tamaño compacto, la habitabilidad está garantizada sea cual sea tu talla. La persona que pilota además cuenta con un pequeño refuerzo lumbar para poder fijar bien la posición y disfrutar de la comodidad de su asiento, de buen tamaño y generoso mullido. Y la persona que va detrás también tiene un puesto amplio que además se ve complementado con dos robustas agarraderas y unas estriberas desplegables para que la postura sea cómoda y no incordie al piloto.

prueba aprilia sr gt 125 200 texto 11

Ese aire vanguardista encuentra su punto tecnológico en una instrumentación LCD de gran tamaño repleto de información digital donde incluso hay ordenador de a bordo: hora, temperatura exterior, carga de la batería, consumo medio e instantáneo y autonomía son los parámetros más destacables y se puede navegar por todos ellos gracias a un botón “Mode” en la piña izquierda. En la derecha está presente otro conmutador que da acceso a la conectividad que ofrece para vincular nuestro teléfono móvil gracias a la aplicación MIA. Es opcional pero es un elemento bastante económico, de poco más de 100 €. Hubiese sido un aporte excelente la llave de proximidad pero lógicamente encarecería el producto.  

Motores avanzados

Para impulsar al SR GT se han dispuesto dos avanzadas motorizaciones de Piaggio que llevan el sobrenombre de i-GET. El 125 apura la potencia límite de la categoría ofreciendo 11 kW (15 CV). Es una mecánica que ya conozco y que montan los modelos de 125 cc más punteros del Grupo Piaggio, como el Medley 125 o la Vespa GTS 125. La tecnología es de baja fricción y esto se traduce en buenas prestaciones y bajo consumo. Luego veremos como funciona.

prueba aprilia sr gt 125 200 texto 4

El motor de 200 cc es nuevo y en este caso la potencia no es mucho mayor: 13 kW, que son casi 18 CV. Esto le da un extra tanto en aceleración desde parado como en medio régimen y lo capacita para tener un vehículo más capaz cuando salimos a vías rápidas, donde el 125 siempre se va a quedar un poco escaso por su propia naturaleza.

SR GT 125 2022

Aprilia SR GT 125 2022

Precio: 3999 € | Peso: 144 kg | Potencia: 15 cv | Motor: 125 cm³

Ambas motorizaciones están dotadas del sistema start&stop que cala el scooter cuando nos detenemos para controlar las emisiones contaminantes y el consumo. Y hay un botón en la piña izquierda por si queremos anular el sistema que parpadea con una luz verde cuando está activo.  

Parte ciclo y sentido práctico

El chasis es totalmente nuevo y en su parte central aloja el depósito de combustible de 9 litros, cuyo tapón es el típico de Piaggio que ha tirado “de fondo de armario”. Llama la atención lo corto que es entre ejes; 1.350 mm. Se intuye ultra ágil.

Para los frenos se emplea un sistema combinado CBS y además Aprilia va ofrecer otra versión con ABS que será sensiblemente más cara. La tecnología del CBS es un poco rudimentaria porque desde la maneta izquierda se “tira” también de la derecha. No tiene un repartidor de frenada, un tercer pistón o algo similar. Usa una pinza Nissin de doble pistón para morder un disco delantero de 260 mm, mientras que detrás hay una pinza monopistón.

Volviendo a las suspensiones, firmadas por Showa, delante el recorrido es de 120 mm y detrás de 102 mm. Ambas cifras son superiores a lo que se estila en un scooter, digamos convencional de 125 cc.

prueba aprilia sr gt 125 200 texto 10

La combinación de llantas parece muy apropiada para sus versátiles intenciones, pues delante la medida es de 14 pulgadas mientras que detrás es de 13. Y los neumáticos de dibujo mixto son unos Michelin Anakee Street para apoyar ese polifacético espíritu.

En cuanto al importante aspecto práctico, bajo el asiento hay un hueco relativamente generoso para un scooter tan recogido en cuanto a anchura y batalla. Dispone de 25 litros. Esto lo capacita para guardar un casco integral, aunque tendrás que probar el tuyo porque no todos encuentran acomodo, especialmente si tiene la calota grande y tomas de aire aparatosas. Por lo demás, hay espacio para guardar más objetos porque goza de buena longitud, aunque no es profundo. No dispone de revestimiento interior, ni luz de cortesía ni sistema hidráulico. En la parte frontal izquierda hay una guantera no muy grande pero con el tamaño suficiente para el teléfono y para aprovechar sus dos tomas USB.  

¡Comienza la diversión!

Y después de examinar minuciosamente el SR GT me puse a los mandos del 125. Me acoplé con facilidad aunque es cierto que no es especialmente bajo y nos pusimos en marcha. Rápidamente te das cuenta de lo fina y eficaz que es esta mecánica, una de las referencias indiscutibles en la categoría. La aceleración es decidida desde los primeros metros y no decae ese carácter enérgico en la banda de revoluciones media-alta que es la más jugosa para un uso eminentemente urbano.

prueba aprilia sr gt 125 200 texto 6

La ligereza que transmite a los mandos es absoluta gracias a su poco peso que está bien distribuido, y a las acertadas geometrías de dirección. Se mueve de forma súper intuitiva y es una sensación agradable el hacerlo moverse sin ningún esfuerzo. Además cuenta con un radio de giro muy bueno que permite dar la vuelta son suma facilidad en un pequeño espacio de terreno. Dinámicamente es manejable y rápido en todos los sentidos, siempre desde el prisma de un scooter 125.

SR GT 200 2022

Aprilia SR GT 200 2022

Precio: 4199 € | Peso: 148 kg | Potencia: 17.4 cv | Motor: 174 cm³

Las suspensiones trabajan de forma muy acorde a las intenciones del scooter, transmitiendo progresividad al atravesar baches pero con un segundo recorrido más resistente al hundimiento para resultar eficaces al hacer frenadas un poco fuertes. Creo que tienen un ajuste correcto y los dos amortiguadores traseros permiten regularlos en precarga.

Y la elección de neumáticos es acertada porque en seco resultan impecables, incluso en plena inclinación, y encima nos capacitan para alguna alegría más allá del asfalto aunque la ruta discurrió enteramente por carretera.

prueba aprilia sr gt 125 200 texto 8

El tacto de los frenos es mejorable aunque su rendimiento no admite dudas a la hora de detener el SR GT 125. Se puede regular mejor el delantero pero el trasero que acciona ambos discos tiene un tacto duro, con poco recorrido y por tanto se dosifica peor. Me hubiese encantado que tuviese un ABS.

Cuando cambié al 200 las sensaciones fueron idénticas pero gozando de un interesante extra de empuje que en ningún momento compromete a chasis, suspensiones y frenos, que en esta ocasión sí disfrutaban del sistema ABS. El motor seguía contando con un tacto bastante refinado y en ambos casos el consumo de combustible es muy razonable gracias a las avanzadas tecnologías aplicadas por Piaggio.

El tándem carrocería-pantalla protege bien pero no es la de un GT y eso lo tienes que tener claro. La postura es agradable y el manillar elevado y ancho hace que adoptemos una posición muy relajada, natural y de absoluto control. Cuando te detienes en un semáforo el motor se apaga y a la más mínima insinuación del acelerador iniciamos la marcha sin retardo. Funciona de forma impecable el sistema y no veo motivo para desactivarlo, pero aún así se puede.

prueba aprilia sr gt 125 200 texto 2

Conclusión y valoración  

Hacía falta un scooter de baja cilindrada que apostase por el factor diversión, añadiendo de paso diversidad a un panorama en el que el sentido práctico es casi lo más importante. Y es que los usuarios de scooters enfocan su compra prácticamente como el que adquiere un electrodoméstico que les ayuda en su vida diaria. El punto pasional tiene poco peso en los scooters de baja cilindrada y Aprilia precisamente es una marca a la que le sobra de esto último, tal y como pone de manifiesto este SR GT 125/200 que puede lucir con orgullo las siglas "SR" reservadas a los scooters más cañeros de la marca de Noale.

Quizás lo que más me ha agradado es el comportamiento gracias a un peso muy ligero que lo hace rápido de reacciones y muy manejable, algo que los menos experimentados apreciarán, sin duda. Esta eficacia dinámica se ve apoyada a la perfección por ambas motorizaciones, de tacto muy bueno y rendimiento competente en cuanto a prestaciones y consumo.

prueba aprilia sr gt 125 200 texto 3

Creo que los 3.999 € de precio recomendado que fija el SR GT 125 es competitivo. Aunque por otra parte me hubiese gustado un sistema ABS, que al menos lo disfrutaremos en pocos meses pero pagando un poco más. Los 4.199 € de la versión 200 me parecen aún más interesante pero se necesita el carnet de moto. Las versiones Sport cuestan 100 € más y se diferencian por unas decoraciones más deportivas, como no podía ser de otro modo.

Los acabados son correctos sin brillar pero Aprilia ha calculado muy bien el producto, dándole un aire exclusivo, con un diseño tan original como atractivo, pero sin recurrir a lujos que transformasen su precio en premium, y es creo que es un gran acierto. Y lo ha dotado de una gama de accesorios opcionales para modular su carácter e incluso hacerlo 100% aventurero.