No cabe duda de que Triumph necesitaba renovar por completo su Tiger 1200. Y vaya si lo ha hecho. Pero yo no hablaría de renovación, lo que se ha hecho es una moto completamente nueva, que lo único que conserva es el nombre y que, en mi opinión, se sitúa como una de las mejores maxitrail del momento. Al menos esta es la sensación obtenida tras volver de Portugal, en donde se ha llevado a cabo la presentación internacional a la prensa tanto de la GT como de la Rally.

DATOS DESTACADOS Triumph Tiger 1200 Rally 2022
CARNETA
CILINDRADA1160 cm3
POTENCIA150 cv
PESO249 kg
Ver Precio y todos los datos

Nuestro país vecino es todo un paraíso para los que nos gusta el trail. Cuenta con unas carreteras increíbles, en donde hemos puesto a prueba también la Tiger 1200 GT, y con unas pistas y caminos de tierra impresionantes, en donde hemos rodado principalmente con la Tiger 1200 Rally.

Dos versiones: Pro y Explorer

Como seguramente sabrás, la Rally cuenta a su vez con dos versiones: Rally Pro y Rally Explorer. La principal diferencia entre ambas es que la Explorer se beneficia de un depósito de combustible de 30 litros por los 20 litros de la Pro. Además, la Explorer monta un radar trasero para detectar vehículos situados en los ángulos muertos, asiento calefactable y algún accesorio más que la otra. Para la primera parte de la prueba, por asfalto, iba a disfrutar de la Explorer, mientras que en tierra pasaría a subirme a la “pequeña”, la Pro.

triumph tiger 1200 rally estaticas 01Antes de ponernos en marcha, recibimos una charla técnica y, aunque tenéis todos los datos completos en su ficha técnica, os resumo por encima lo más destacado. Para empezar, la Tiger 1200 Rally estrena un motor tricilíndrico de 1.160 cc y 150 CV. Tiene un acelerador electrónico, con seis modos de conducción -Road, Sport, Rain, Off-Road, Off-Road Pro y Rider (Personalizable), una IMU de seis ejes (control de tracción y ABS en curva, quickshifter, sistema de arranque en pendiente,…) y suspensiones Showa semiactivas y 240 mm de recorrido. El chasis y el basculante son de nueva construcción y, como dato esencial, me quedo con la reducción de 25 kg respecto de la versión anterior. 

Una vez que la tienes al lado, la nueva Tiger 1200 Rally me recuerda a la Tiger 900 Rally, aunque algo más voluminosa -sobre todo la de depósito grande-. Todos los componentes -piñas, mandos, plásticos- denotan calidad, y se agradecen los detalles, como la guantera estanca bajo el asiento del pasajero y con toma USB para alojar el móvil. La instrumentación tambien es nueva, una pantalla TFT de 7" cuyo manejo resulta sencillo, aunque requiere de algo tiempo hasta que te aprendes todas las opciones de regulación de la moto. La pantalla parabrisas es regulable y se puede hacer con una mano. Tiene la suficiente firmeza para no vibrar en marcha, pero suficiente suavidad para, como digo, emplear una sola mano incluso conduciendo.

triumph tiger 1200 rally detalles 11La moto es alta, con mis 165 cm de altura apenas apoyo la puntera incluso con la posición del asiento en su situación más baja (875 mm frente a 895 mm). Me resulta complicado quitar la pata de cabra, pues no tiene ningún saliente que ayude a alcanzarla en mejores condiciones. No hace falta indicar que las maniobras en parado se atragantan en cuanto abandonas el suelo firme y plano. Cambiar la altura del asiento se realiza de manera sencilla, sólo hay que retirar el sillín del pasajero mediante la llave, y después proceder a levantar el del piloto. Quedan entonces a la vista unos soportes que son los que hacen variar la altura del asiento. Es una tarea en la que apenas se necesitan un par de minutos.

En carretera con la Explorer

Está claro que se trata de una moto grande y tampoco ha sido una sorpresa este punto, de la misma manera que tampoco lo ha sido que una vez en marcha enseguida te olvidas de ese hándicap. Y es que la posición de conducción de la Tiger 1200 Rally es especialmente confortable. Como decía anteriormente, primero me tocó salir a carretera con la versión Explorer, cuyo depósito más amplio te obliga a abrir más las piernas sin llegar a resultar exagerado. El asiento tiene un mullido excepcional y cuenta con una generosa superficie de apoyo. El ancho manillar queda algo elevado, más que en la Pro, mientras que la distancia al cuerpo es correcta.

Casi sin rodaje nos metemos de lleno en una carretera de curvas, con continuos cambios de dirección, en donde enseguida salen a relucir las bondades de la nueva Tiger 1200 Rally. Para empezar, su motor empuja desde muy abajo, sin titubeos, lo que permite disfrutar de un desarrollo largo para que el propulsor funcione más desahogado. Pero es que además su capacidad de estirada resulta igualmente prodigiosa, de manera que me encontré rodando con frecuencia utilizando únicamente la tercera velocidad, casi como si fuese una moto eléctrica. Pero incluso en cuarta puedes dejar morir el motor hasta el final que después responde de manera lineal en cuanto inicias su recuperación.

triumph tiger 1200 rally accion carretera 01En esta primera toma de contacto en asfalto apenas jugué con el modo Sport y con el modo Road, y sólo al final de día, cuando el cielo se abrió en dos para dejar caer un torrente de agua, me posicioné en el modo Rain, aunque ya más pendiente de llegar a destino que de sacar conclusiones. El caso es que las diferencias entre el Sport y el Road son evidentes. Me encontré más cómodo con el deportivo pues el motor retiene menos y las suspensiones son más firmes, lo que ayuda a la hora de hacer girar la moto, aunque como contrapunto te encuentras una respuesta más directa del acelerador y te obliga a ser más cauto con la muñeca derecha. Lo bueno es que el modo Rider, totalmente personalizable, te deja jugar y configurar la moto a tu gusto combinando todos los elementos.

Suspensiones Showa semiactivas

El otro componente que brilla en estas condiciones es el equipo de suspensiones. Me gusta el sistema tan intuitivo que permite elegir hasta nueve niveles entre deportividad y confort, y ya después el sistema regula el comportamiento de las mismas teniendo en cuenta el estado del asfalto, la inclinación, el acelerador… El comportamiento es muy natural, lee muy bien el asfalto y transmite mucha información al piloto. Ahora bien, son 220 mm de recorrido y si se opta por un comportamiento muy confortable la moto, lógicamente, se mueve más en las frenadas y en los apoyos.

triumph tiger 1200 rally accion carretera 04La electrónica se encarga igualmente de gestionar la frenada gracias a un sistema ABS desarrollado por Continental con funcionamiento en curva. Actúa sobre un equipo Brembo Stylema, toda una garantía en cuanto a potencia y tacto. Si bien, el trasero me parece que ofrece demasiado recorrido, el doble disco delantero es una delicia, da mucha confianza incluso en terreno delicado como el que nos encontramos, pues antes de llover la carretera estaba sucia por el polvo que se tornó en barro cuando comenzó a caer agua. Ayuda en este sentido el buen agarre y la confianza que otorgan los neumáticos Metzeler Karoo, y eso que la delante cuenta una rueda de 21”, mucho más enfocada a su uso en off-road. No obstante, sentí la moto más fácil de manejar de lo que suponía en un principio, pero reconozco que necesité de unos cuantos kilómetros hasta que me encontré completamente integrado con esta versión Rally Explorer en los tramos más revirados.

En autopista, en cambio, el aplomo es total y con la anchura del depósito y la pantalla en su posición más alta quedas bien protegido. No es total la cobertura que garantiza su pantalla regulable, pero sí que quita mucho como para rodar con comodidad a alta velocidad, y siempre con muy buena visión por delante.

triumph tiger 1200 rally accion carretera 06Para lo que ocurre por detrás contamos, además de con los espejos, con el nuevo sistema de radar que incorpora de serie la Explorer y que no se puede añadir como accesorio en la Pro. Creo que está bien configurado, avisando realmente cuando tienes un vehículo -coche o moto- colocado justamente en el ángulo muerto. El aviso es luminoso, mediante unas luces naranjas colocadas en los retrovisores. Es una lástima que no se puede añadir con sobrecoste en la versión Pro, pues creo que es un elemento que otorga mucha seguridad.

Tiger 1200 Rally en off-road

Precisamente, con esta Pro es con la que iniciamos la segunda parte de la prueba, exclusivamente en campo y calzada con neumáticos de tacos Michelin Anakee Wild, homologados para este modelo.

triumph tiger 1200 rally accion off road 02Iniciamos el recorrido por unas pistas algo polvorientas a pesar de haber caído ya algo de agua sobre ellas y que resultaban ideales para adaptarnos a la moto. El depósito más estrecho facilita la colocación de las rodillas, sin encontrar aristas o ángulos que incomoden al rodar de pie. En la Pro, el manillar va más bajo, o eso me lo pareció a mí, que en la Explorer, pero se lleva una posición muy natural, muy de moto de campo. Me recuerda en parte a la Tiger 900 en este sentido, aunque sí que se nota algo más el peso… pero también el empuje en bajos.

Tenía dudas de si su largo desarrollo iba a suponer un inconveniente, pero no, al estar tan lleno su motor en el bajo régimen puedes ir modulando con el gas sin apenas preocuparte del embrague porque no es fácil calar el motor.

Para este tipo de terrenos, la Tiger 1200 Rally cuenta con dos modos específicos, además del personalizable: el Off-Road y el Off-Road Pro. Estos modos sólo se pueden accionar cuando la moto está parada, para evitar su accionamiento por error en asfalto y quedarnos sin ABS. Por otro lado, si paras el motor tras haber estado circulando con alguno de esos dos modos, se inicia de nuevo con el Road pero te indica si quieres volver al que venías utilizando simplemente apretando el botón de “OK” del joystick.

triumph tiger 1200 rally accion off road 04En el modo Off-Road, se desconecta el ABS trasero, el control de tracción se ajusta al mínimo y el ABS delantero cuenta con una configuración especial pero sin llegar a desaparecer del todo. En el Pro, en cambio, se elimina cualquier ayuda. Las suspensiones también se ajustan conforme a los modos pero se permite también regular de cara a buscar un mayor confort o una máxima deportividad.

Aparecen los senderos de barro

Probé ambos modos y me gustó tanto la puesta a punto del ABS que dediqué gran parte de la jornada con el modo Off-Road, sobre todo cuando nos metimos en unos senderos con mucho barro y subidas y bajadas más complicadas. El freno trasero, que lo noté algo blando en carretera, me encantó en tierra porque ayuda a frenar la moto pero no te provoca el calado del motor a la mínima como ocurre con la Tiger 900, por ejemplo. Las suspensiones las mantuve en una posición cercana al Sport, pues hice un par de topes con la horquilla y con tanto peso me sentía más seguro con la moto más firme, sin llegar a ser una tabla.

triumph tiger 1200 rally accion off road 05En las pistas más rápidas, la Tiger 1200 Rally parece una moto más ligera de lo que es, va además muy bien aplomada, permitiendo cruzarla con facilidad en las curvas. Pero lo que más me ha sorprendido es su agilidad y facilidad de uso cuando el terreno se complica. Como indicaba anteriormente, parte de la prueba discurrió por estrechos caminos, casi senderos, y muy resbaladizos debido al barro. Un terreno que obligaba a improvisar, cambiar la trazada continuamente y a ser hábil con el manejo del gas. La linealidad del motor unido a su par a bajo régimen hace que siempre tengamos suficiente chicha, por lo que casi te olvidas del cambio, mientras que el control de tracción se encarga de no frenarte la moto pero sin llegar a hacer perder el control por completo. Está claro que es una moto “grandota” que requiere de andar con cuidado de no tener que echar el pie salvo imperiosa necesidad, pero puedo asegurar que se maneja con mucha soltura, más de lo que su apariencia hace presuponer.

triumph tiger 1200 rally accion off road 10Tenía igualmente curiosidad por ver qué sensaciones transmite el cardan cuando se le somete a este nivel de exigencia. Y puedo decir que sólo en aquellos momentos en los que se abre el gas sin mesura desde baja velocidad se escucha un ruido metálico, pero se aprecia como si se llevara una transmisión por cadena.

Conclusión y valoración

Triumph plantea una maxi trail realmente eficaz tanto en asfalto como fuera de él. Aunque su rueda delantera de 21” y las suspensiones de mayor recorrido la penaliza respecto de la GT cuando rodamos por asfalto, cuando se entra en el off-road todo son ventajas. Es decir, que si realmente se va a usar para un uso mixto, la Tiger 1200 Rally es la moto.

triumph tiger 1200 rally accion off road 06Lo más sorprendente es lo bien que se maneja en terrenos complicados y revirados, parece una moto de menor envergadura. Pero sería injusto centrarme sólo en este apartado y no referirme a su motor, todo un prodigio a cualquier régimen, ni a las suspensiones.

Sólo se le puede criticar el hecho de no poder incorporar el radar en la versión Pro, lo que obliga a adquirir la Explorer en el caso de querer contar con este elemento de seguridad.

En cuanto a precio, la Tiger 1200 Rally no es una moto barata ni mucho menos. Todo ese arsenal de equipamiento y componentes de calidad tienen un coste y hay que asumirlo. Lo bueno, es que una vez hecho el desembolso apenas se puede añadir poco más que las maletas, pues incorpora de serie prácticamente todo lo que se le puede pedir a una moto de este calibre.