KTM es una marca con un marcado ADN deportivo y la RC 390 es probablemente la moto deportiva más específica de todas las orientadas a gente con poca experiencia y con el carnet A2. En este sentido nos parece una soberbia moto de iniciación en el terreno de las deportivas con pedigrí de carreras.

En 2022 se ha renovado por completo para que así sea, adoptando un nuevo diseño inspirado en las motos de competición que la marca tiene en Moto3 y MotoGP. Su nueva estética es menos singular , ya que prescinde de las ópticas polielipsoidales del modelo precedente para presentarse más convencional y diría que más espectacular. Se ha modernizado mucho gracias a las ópticas LED y a la nueva instrumentación que es una pantalla TFT a color con conectividad

Es algo más ligera y suben de nivel las suspensiones ya que la horquilla delantera invertida WP de 43 mm es ahora regulable en compresión y extensión,  mientras que el monoamortiguador trasero también permite un ajustarla en dos parámetros, precarga y extensión. Esto hace que podamos adaptarla a diferentes usos e incluso que podamos dotarla de los reglajes necesarios para entrar en circuito. Para ello cuenta con la asistencia de un buen equipo de frenos que además ahora funcionan en curva gracias a una plataforma inercial. Además se le ha dotado de un ABS Supermoto que permite mantener el sistema antibloqueo en la rueda delantera mientras que se libera la trasera para poder hacerla deslizar. El control de tracción también funciona en inclinación, lo que refuerza todavía más la seguridad activa. Y otra de las importantes novedades es que se puede instalar un cambio rápido bidireccional

KTM RC 390 2022-2023

Precio: 6919 € | Peso: 155 kg | Potencia: 44 cv | Motor: 373.2 cm³

El motor monocilíndrico de 373 cc sigue siendo parte esencial en su filosofía guerrera, pues con con solo 44 CV es capaz de mover los 155 kg de peso en seco con una soltura y tremenda. Y esto junto a un nuevo chasis tubular posibilita que sea una moto de reacciones muy rápidas que se siente súper ligera a los mandos. El motor tiene el mérito de haber mantenido su fuerza y carácter, ofreciendo incluso más par, a pesar de la normativa Euro5 y eso ha sido gracias a modificaciones como la nueva caja del filtro que es más grande. También luce un nuevo escape de pequeño tamaño

Otro de los aspectos evolucionados es la ergonomía. El nuevo asiento es de calidad y esto hace que resulte cómodo y además permita que nos movamos con libertad ya que es más grande. Los nuevos espejos retrovisores son muy adecuados al diseño pero la visión es mejorable. Y hay que mencionar los semimanillares que a pesar de plantear una postura 100% deportiva no resultan especialmente cargantes para las muñecas y estas no se resienten en exceso con el paso de los kilómetros.

Es una moto que propone una gran diversión en pequeño formato, ya que es muestra muy seria cuando buscamos sus límites en cuanto a precisión, estabilidad y agilidad. Se trata de un gran salto evolutivo respecto a la generación precedente y eso queda reflejado en un jugoso incremento de precio pero plenamente justificado ya que estamos ante una moto netamente superior en todos los aspectos. Si quieres conocerla a fondo y disfrutar de su comportamiento y sonido no te pierdas el nuestro vídeo en el que devoramos un puerto de montaña con esta guerrera que es la RC 390, la nueva referencia en su segmento.