Voge, marca creada por Loncin para el mercado europeo, nos ha presentado el primer modelo que se beneficia del acuerdo del gigante asiático con BMW: el maxi scooter SR4 Max, que comparte motor, chasis y otros componentes con el C400 del grupo alemán.

Con el objetivo de ampliar su catálogo y llegar a nuevos usuarios, Voge introduce como novedad un avanzado scooter GT con unas prestaciones que lo colocan a la altura de rivales como el Kymco Xciting S 400, SYM Maxsym 400 o su propio “primo”, el BMW C400 X/GT, pero a un precio contra los que pocos pueden competir. El SR4 Max llega pisando fuerte, especialmente teniendo en cuenta que la marca no ha querido restarle en potencia respecto a su competencia y le otorga los 34 CV que también ofrecen sus rivales, por lo que en la relación potencia-precio el nuevo Voge SR4 Max se lleva la medalla. Pero antes de desvelarte la cifra y contarte cómo se comporta, vamos a repasar algunos datos del SR4 Max.

Voge SR4 Max

Como ya he comentado anteriormente, comparte motor con el C400 de BMW: un monocilíndrico cuatro tiempos de refrigeración líquida y cuatro válvulas. Es de 349'8 cc y ofrece una potencia de 34 CV a 7.500 rpm y un par máximo de 35 Nm a 5.750 rpm. Con un depósito de gasolina de 12'8 litros, la marca asegura que su consumo es de 3'6 l/100 km, lo que le otorga una autonomía de más de 350 kilómetros.

Respecto a la parte ciclo, incluye componentes de calidad. En la suspensión delantera encontramos una horquilla Kayaba de 35 mm y 112 mm de recorrido, mientras que en la trasera encontramos doble amortiguador Kayaba con 127 mm de recorrido. Su suspensión es regulable en precarga en cinco posiciones. En cuanto a frenos, dispone de doble disco de 265 mm J.Juan con pinza de cuatro pistones flotantes de anclaje radial delante, y disco de 265 mm J.Juan con pinza de simple pistón flotante detrás. Cuenta con ABS de doble canal firmado por Continental y calza neumáticos Pirelli Angel Scooter de 15'' delante y 14'' detrás.

A primera vista, el SR4 Max se presenta como un scooter robusto y elegante. A pesar de su apariencia de scooter “grande”, lo cierto es que al montarte en él las sensaciones son distintas, ya que percibes un conjunto manejable y que promete agilidad. Con un peso en orden de marcha de 213 kg, Voge ha buscado el reparto de pesos y un centro de gravedad bajo para conseguir una mayor estabilidad. La altura de su asiento se encuentra a tan solo 761 mm de suelo, por lo que es lógico pensar que usuarios de cualquier estatura lleguen sobrados al suelo. Pero lo cierto es que con mi 1'65 de altura llegaba con ambos pies, pero no de una forma sobrada como para poner la planta completa al suelo, ya que la anchura de su asiento, enfocado a ofrecer el máximo confort, hace que se pierdan unos centímetros. Eso sí, cuenta con un espacio entre el reposapiés del conductor y del pasajero que te ayuda a llegar mejor y que es de gran ayuda en situaciones en parado, como en los semáforos.

En cuanto a su asiento, es de doble altura y ofrece un gran nivel de comodidad y confort tanto en el caso del conductor como en el pasajero. Es mullido y ancho, y ofrece un respaldo para el conductor que será de agradecer en viajes más largos. En el caso del pasajero, la doble altura le proporciona una posición por encima del conductor que le facilita la visión. Además, cuenta con asideros para que el pasajero pueda sujetarse para una mayor seguridad. Lo cierto es que es muy cómodo ya no solo para el día a día, sino también de cara a pasar más horas sobre él en algún viaje o escapada de fin de semana. En este punto también ayuda que su pantalla se pueda regular en dos posiciones, puesto que en ciudad puedes llevarla en una posición más baja pero en carretera agradecerás poder subirla para evitar que te de el viento. Eso sí, para regularla necesitarás una herramienta, por lo que no podrás hacerlo en marcha.

El asiento se abre mediante un botón de la piña izquierda, y cuenta con un sistema hidráulico que permite mayor comodidad para poder manipular en su interior manteniendo el asiento abierto. Encontramos capacidad para un casco integral y para uno jet. En este punto gana al BMW C400, el cual necesita aplicar la ayuda del sistema flexcase para desplegar el hueco mientras el scooter está en parado y tener capacidad para un casco integral.

En caso de necesitar más espacio, Voge nos confirma que existe un baúl de la marca SHAD con espacio para un casco integral y uno jet que también es apto para este modelo, lo que amplificaría notablemente el volumen de carga. Un gancho desplegable que se encuentra en el centro del manillar también nos es de ayuda para portar alguna bolsa. Además, cuenta con dos guanteras a los lados del manillar que se despliegan pulsando un botón mientras el scooter está encendido. La del lado derecho ofrece un puerto doble USB, una toma de 12V y un hueco para una tarjeta microSD. Te estarás preguntando que para qué necesitas una tarjeta microSD en un scooter, y te respondo a continuación.

Tus trayectos en foto y vídeo

Uno de los elementos más curiosos de este scooter es que dispone de una cámara de vídeo HD en el frontal, justo debajo del parabrisas. Si eres de los que le gusta grabar sus rutas o viajes, este punto es muy positivo ya que evitará que tengas que llevar cámaras externas que, según la percepción del policía con el que te puedas encontrar, pueda buscarte algún problema e incluso ponerte alguna multa. Esta cámara funciona a través de una app que te instalas en tu teléfono móvil y grabará todas las imágenes desde el momento que introduzcas tu tarjeta microSD. Además, en la piña derecha hay un botón que puedes presionar en marcha sin problema para tomar también fotografías.

Otro acierto del SR4 Max es su iluminación. Además de disponer de tecnología full LED, sus intermitentes aportan bastante a su estética ya que se encuentran integrados en el scooter recorriendo su lateral y se muestran de forma secuencial cuando son activados, algo que se suele ver más en los coches. También ofrece luz de retardo, que se agradecerá en caso de estar en algún lugar oscuro como un garaje y necesitar visibilidad hasta encontrar el interruptor de la luz. Además, también cuenta con luz de emergencia para avisar a los otros vehículos de una frenada brusca, aunque lo cierto es que pude comprobar que esta luz se activa con bastante facilidad incluso en frenadas habituales que no implican brusquedad alguna.

En marcha

Tras esta primera inspección del scooter en parado, recibimos la llave electrónica inteligente de nuestro SR4 Max para probarlo en marcha. Esta llave permite encender el scooter a través de un botón a una distancia máxima de metro y medio. Además, esta llave incorpora un sistema de localización para poder encontrar el vehículo apretando un botón, extendiendo su búsqueda a un radio de 50 metros. Para evitar contratiempos, también se hace entrega de una llave convencional que te permitirá usar el scooter aunque la batería de la llave inteligente se agote.

El Voge SR4 Max dispone tanto de caballete lateral como central. Al comenzar la ruta, encontré algo duro el caballete central al costarme quitarlo empujando desde encima de la moto, por lo que el lateral fue mi gran aliado el resto de la ruta ya que se despliega y se pliega con gran facilidad.

Su pantalla TFT a todo color de 7 pulgadas te permite ver la información de forma bastante correcta, y en una pasada rápida puedes consultar los datos sin mayor problema. Entre algunas de estas informaciones encontramos la presión de los neumáticos, temperatura, testigo de asiento abierto, caballete lateral desplegado, aviso de mantenimiento o grabación de la cámara HD.

Puedes conectar tu smartphone a través de Bluetooth y así poder ver el número o nombre de persona que te llama por teléfono mientras estás en marcha, siendo necesario un intercomunicador para contestar a la llamada. Los botones que manejan la pantalla se sitúan en la piña izquierda y se acceden a ellos fácilmente, aunque lo cierto es que al meterme en los ajustes de la pantalla “me perdí” en un principio al no terminar de conseguir salir de él.

El día no era el ideal, y es que el día anterior había estado lloviendo y todo apuntaba que el día de la prueba también habría agua. La suerte quiso librarnos de la lluvia el día de la prueba, pero había partes del asfalto que seguían mojadas. En estas condiciones, no sabía si el scooter me transmitiría la confianza suficiente para probarlo sin limitaciones, y lo cierto es que en cuanto apreté el acelerador me sentí muy cómoda gracias a la gran suavidad de su motor y su buena respuesta, contundente sin ser brusca.

Las sensaciones con el Voge SR4 Max son de scooter premium a la altura de sus rivales a pesar de ser una marca que ha surgido hace poco tiempo, pero tiene muy claro la calidad que quiere ofrecer a los usuarios.

En un primer momento de esta prueba, salimos de la ciudad de Valencia hacia la autovía para alcanzar velocidades más altas. La buena respuesta de su motor hace que te coloques “sin despeinarte” a la velocidad de la vía o la superes para realizar adelantamientos, con seguridad, y sin vibraciones ni sensaciones extrañas. En estas condiciones te percatas de que es una moto completamente apta para hacer escapadas de fin de semana fuera de la ciudad, ya que además de esta gran respuesta en condiciones de autovía se une el gran confort de su asiento.

Salimos de la autovía para conocer un poco más su comportamiento, esta vez en carretera. Aquí, el SR4 Max saca su lado más deportivo para demostrar que también puede ofrecer una conducción divertida, entrando muy bien en curva, con buena capacidad de giro, agilidad y con una buena frenada sin ser brusca. Además, cuenta con freno de mano o estacionamiento en la piña izquierda que resultará de gran ayuda en caso de parar en zonas con algo de pendiente. Tras este divertido tramo de curvas, volvemos a la ciudad para comprobar lo que veníamos sospechando, y es su gran versatilidad. Absorbe de forma bastante adecuada las irregularidades y los badenes, gracias a un ajuste adecuado de la suspensión, y es capaz de sortear con gran agilidad los obstáculos del entorno urbano. Se maneja bastante bien aunque, como antes comentaba, la anchura de su asiento hace que ganes en confort pero que reste centímetros para llegar sobradamente al suelo según tu altura.

Conclusión

En resumen, el Voge SR4 Max es un scooter con buenos acabados, tacto agradable y amplio equipamiento destinado a aquellos usuarios que buscan algo más que un scooter práctico para el día a día. Además de esto, con el SR4 Max también podrás disfrutar de escapadas de fin de semana en un scooter cómodo e incluso divertirte por carretera. El punto fuerte del SR4 Max es sin duda, además de su versatilidad, su precio respecto a la competencia: 5.789 euros de precio de lanzamiento, incluyendo 5 años de garantía para tranquilidad del comprador y un año de seguro gratis. Respecto a colores, actualmente se ofrece en dos opciones: color blanco y color negro.

Si observamos el precio de algunos de sus rivales, como el BMW C400X (6.990 euros), BMW C400GT (7.990 euros), Kymco Xciting S 400 (6.499 euros) o el SYM Maxsym 400 (6.999 euros), vemos que el Voge SR4 Max supone un claro desafío en el segmento gracias a un gran equilibrio entre calidad, potencia y precio.

 

Voge SR4 Max 2023

Precio: 5787 € | Potencia: 34 cv | Motor: 350 cm³

BMW C 400 X 2021-2024

Precio: 7250 € | Peso: 204 kg | Potencia: 34 cv | Motor: 350 cm³

BMW C 400 GT 2021-2024

Precio: 8290 € | Peso: 202 kg | Potencia: 34 cv | Motor: 350 cm³

KYMCO Xciting S 400 TCS 2023

Precio: 6499 € | Potencia: 34 cv | Motor: 399 cm³

SYM Maxsym 400 2021-2022

Precio: 6999 € | Peso: 215 kg | Potencia: 34 cv | Motor: 399 cm³